Seguramente hace unas semanas escuchaste la noticia sobre los programas de apoyo que algunos bancos están ofreciendo para el pago de créditos. Si bien de primer momento eso suena bastante atractivo, hay algunas cosas que debes saber sobre las condiciones de estos apoyos en caso de que los estés considerando.

Una situación extraordinaria

Frente al impacto económico provocado por el COVID-19, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, junto con la Asociación de Bancos de México, decidieron proponer un conjunto de medidas temporales para apoyar a los clientes que se hayan visto afectados por la contingencia.

De acuerdo con la CONDUSEF:

“El apoyo consiste en el diferimiento parcial o total de pagos de capital y/o intereses hasta por 4 meses, con posibilidad de extenderlo a 2 meses adicionales, respecto a la totalidad del monto exigible incluyendo los accesorios.”

Sin duda, ese apoyo suena muy bien y puede que estés pensando:

Pero leyendo las letras chiquitas nos podemos dar cuenta de que igual y estos apoyos no son tan convenientes en todos los casos.

¿Qué tipo de créditos entran en esta propuesta?

En el caso de créditos para personas físicas entran los:

  • Créditos a la vivienda con garantía hipotecaria
  • Crédito automotriz
  • Créditos personales
  • Crédito de nómina
  • Microcréditos
  • Y tarjetas de crédito

En el caso de las personas morales o físicas con actividad empresarial también entran los créditos comerciales como lo son los préstamos PYME.

Toma en cuenta que…

  • Ningún banco está obligado a participar, así que puede que tu banco no cuente con este tipo de campañas.
  • Ninguno de estos apoyos se otorgarán de manera automática, por lo que debes comunicarte con tu banco para solicitarlo y esperar a que se autorice tu solicitud.
  • Cada banco tiene la libertad de establecer sus propios términos y, en algunos casos, incluso los créditos fijos pueden continuar generando intereses ordinarios. (más sobre eso en el siguiente punto)
  • Hay bancos que piden a los clientes demostrar que sus ingresos se hayan visto afectados por la contingencia.
  • No todos los bancos ofrecen apoyos para todos los créditos.
  • Debes solicitar el apoyo dentro del periodo de vigencia y de preferencia una semana antes de tu próxima fecha de pago.
  • Debiste estar al corriente de tus pagos antes del 28 de febrero (en algunos casos antes).

Créditos con los que vale la pena solicitar el apoyo

En el caso de los créditos fijos, como un crédito automotriz o personal, puede que ésta sea una muy buena opción. En general, la propuesta para este tipo de créditos es que podrás posponer tus pagos durante 4 o 6 meses sin generar intereses ni comisiones de ningún tipo, ni tampoco generar un reporte negativo frente a Buró.

¿Qué pasa en el caso de deuda de tarjeta de crédito?

En la mayoría de estas campañas, el apoyo en deuda de tarjeta de crédito ofrece los siguientes beneficios:

  • No será obligatorio realizar el pago mínimo
  •  No se te reportará a Buró de crédito por dejar de pagar
  • No se calcularán intereses moratorios
  • No se cobrarán comisiones por pagos tardíos

Algunos bancos como Afirme, incluso ofrecen un programa alternativo de premios que incluye la bonificación de un porcentaje de tus intereses por ser cumplido y puntual con tus pagos:

De acuerdo con el programa “Te premiamos” de Afirme:

“El porcentaje de bonificación de intereses ordinarios será hasta del 15% sobre los intereses correspondientes a pagar en el mes, con un máximo de hasta $3,500 pesos en Moneda Nacional, si pagas puntualmente y te mantienes al corriente en tus pagos.”

No suena mal, ¿cierto? Pero ésa es sólo una parte de las condiciones.

Las desventajas para las tarjetas de crédito

#1 Tu deuda sigue creciendo

A diferencia de los créditos fijos, si solicitas este apoyo para tu deuda de tarjeta de crédito, podrás dejar de realizar el pago mínimo por 4 o 6 meses pero ésta seguirá generando intereses ordinarios.

Esto significa que al finalizar el periodo del programa tu deuda se habrá encarecido. Así que, incluso si dejas de usar tu tarjeta durante estos meses, contarás con un nuevo pago mínimo ajustado a los intereses que generaste.

Una supuesta excepción la podemos encontrar en el sitio del programa de apoyo de BBVA donde se dice que “Si en estos 4 meses no utilizas tu tarjeta, tu deuda seguirá igual, es decir, no generará nuevos intereses”. Sin embargo, es importante que le pidas al ejecutivo con quien realices tu solicitud que te explique este punto a detalle.

#2 Se puede inhabilitar tu tarjeta

La estrategia de algunos bancos para poder ofrecerte estos beneficios incluye limitar o inhabilitar el uso de tu tarjeta. Por ejemplo, regresando a la oferta de BBVA, se restringirá al 50% tu línea de crédito disponible. Es decir que si contabas con $8,000 ahora tendrás in límite de $4,000. Ojo, si decides usar tu tarjeta durante este período, a tus nuevas compras se les aplicará un plan de 36 pagos fijos con una tasa de interés preferencial.

Por otra parte, un caso donde tu tarjeta quedaría 100% inhabilitada durante ese periodo es en el programa de Santander. Esta estrategia es comprensible porque de esta manera evitan que los clientes sufran un sobreendeudamiento.

Sin embargo, piensa bien si durante los próximos meses valdría más la pena tener tu tarjeta disponible para realizar comprar necesarias u organizarte por tu cuenta. También considera si esta condición interfiere con pagos domiciliados a tu tarjeta que actualmente te beneficien al no tener que salir de tu cuarentena para pagar en caja.

 #3 No aplica para todos

Como lo mencionamos anteriormente, uno de los requisitos para ser parte de estos programas es que hayas estado al corriente de tus pagos al día 28 de febrero. Aunque en este caso hay algunos bancos como Scotiabank que aceptan solicitudes incluso si llevabas 1 o 2 pagos vencidos.

Por supuesto, esta restricción tiene mucho sentido ya que la intención principal de los bancos  es apoyar con estos programas a clientes cumplidos que se vean en una situación difícil por la contingencia. Pero además para evitar el riesgo de ofrecer este programa a clientes que no han demostrado un buen comportamiento.

#4 Tu CAT podría crecer pasando este periodo

Parte de lo que más nos inquieta a todos es el tema de la incertidumbre. En verdad no sabemos qué pueda pasar más adelante. Tal vez estos programas tengan una vigencia de 4 o 6 meses pero eso no significa que en ese tiempo todo vuelva a ser como antes.

Existe la posibilidad de que, además de continuar generando intereses durante el periodo del programa,  el CAT de los productos crediticios se deba ajustar e incremente como respuesta a los cambios económicos. De ser así, lo anterior representaría un incremento en tus pagos mensuales. Esto, claro, no es más que un supuesto, pero es importante que te prepares en caso de que algo así pueda ocurrir.

Recomendaciones para aceptar los programas de apoyo de los bancos

  1. Revisa a detalle todos los términos y condiciones

    Si consideras que uno de estos programas es justo lo que necesitas para sacar adelante tu situación financiera, nosotros, al igual que la Condusef te recomendamos que revises a detalle cada cláusula de los términos y condiciones, los cuales deben ser públicos o estar disponibles para ti antes de que procedas con tu solicitud. 

    Recuerda que cada banco tiene sus propios requisitos, así como fechas límite para solicitar el apoyo, por lo que debes ser muy cuidadoso al momento de revisarlos.

  2. No lo solicites a menos de que en verdad sea necesario

    Sí, algunos bancos como HSBC, tendrán un proceso para confirmar que en verdad necesites el apoyo. Sin embargo, incluso en otros bancos que no tengan esto como requisito, puede que el apoyo no sea tu mejor opción o que en realidad no lo necesites. 

    Si aún tienes la posibilidad de seguir pagando tu tarjeta o liquidar tu saldo por completo y suspender su uso, entonces te recomendamos que tomes este camino en vez de solicitar ser parte del programa.

  3. Negociar tu deuda bajo mejores condiciones

    Recuerda que tienes el derecho de contactar a tu banco ver la forma de negociar tu deuda. De hecho algunos bancos incluyen la opción de reestructuración como parte del programa. 

    Recuerda que..

    En la reestructuración de deudas puedes negociar aspectos como un plan de pagos fijos, extender el plazo para pagar la deuda y, en algunas ocasiones, descontar intereses. Sin embargo, puede que esto afecte tu historial crediticio, así que toma en cuenta si ésta es la mejor opción para ti.

  4. Consolida tu deuda

    Otra alternativa para liquidar tu deuda de tarjeta de crédito es la consolidación donde puedes pedir un crédito a otra institución que te ofrezca mejores condiciones y beneficios como:

    – Un plazo más extenso con mensualidades más bajas
    – Tasas de interés inferiores a las de tu deuda actual
    – Una mejor administración de tus pagos
    – Mantener o recuperar tu calificación crediticia

    Ésta incluso puede ser una buena opción incluso si ya aceptaste algún programa de apoyo del banco o mas adelante te parezca que es una mejor opción. Lo anterior siempre y cuando las condiciones del programa de apoyo te permitan realizar pagos por adelantado.

Toma la mejor decisión para tí

Lo más importante es que al final del día no sólo te informes sino que analices bien tu situación para que la decisión que tomes sea la que mejor se ajuste a tu situación en específico. 

En éste link podrás encontrar varias tablas comparativas, desarrolladas por Hacienda y Condusef donde se resumen las condiciones y requisitos de los programas enfocados al apoyo, aunque recuerda que es importante revisar directamente las condiciones de tu banco..