Conocer la fórmula para calcular intereses es un tema esencial para toda persona que tenga o esté por adquirir una tarjeta de crédito. Como ya lo hemos mencionado en otros artículos, tener una tarjeta de crédito no es malo. El problema de las tarjetas de crédito se encuentra por lo general en el mal uso y desconocimiento de cómo funcionan.

De hecho, es por eso que muchas personas se van con la idea de que basta con realizar el pago mínimo para manejar su deuda. Así que en éste artículo te daremos una breve explicación sobre cómo calcular los intereses ordinarios que resultan de no pagar tu saldo completo.

¿Por qué es importante entender cómo funcionan los intereses de una tarjeta de crédito?

A pesar de que en México poco más del 40% de las personas con tarjeta de crédito  paga al 100% el saldo de su tarjeta o al menos realiza de forma puntual el pago para no generar intereses, aún hay un 60% que solamente realiza el pago mínimo, se atrasa con su pago o de plano no puede seguir pagando su deuda.

Si en tu caso formas parte de ese 60% y te encuentras en una situación en la que no pudiste completar el pago para no generar intereses, seguramente ya has experimentado el cobro de intereses y has notado cómo es que tu deuda se va encareciendo. La pregunta es ¿sabes cómo se calculan?

¿No? no te preocupes, la mayoría de las personas con tarjeta de crédito desconocen la fórmula para calcular intereses, incluyendo a los totaleros. Sin embargo, conocer cómo se calculan los intereses te ayudará a tener más claridad para manejar tu situación de deuda de la mejor manera posible.

Antes de empezar

Hay dos conceptos que tienes que tener muy identificados:

1. Fecha de corte: la fecha que marca el fin de un periodo de compras y cargos. Por lo general es de 30 o 31 días.

2. Fecha de pago: la fecha límite para que pagues tu saldo al corte que representa la suma de cargos, intereses y comisiones que corresponden al periodo anterior.

Recuerda: tener claro cuáles y cómo funcionan tus fechas de corte y de pago te permite financiar tus compras hasta por 50 días sin pagar intereses.

Fórmula para calcular intereses ordinarios

El problema muchas veces es que algunas personas piensan que al abonar gran parte del pago sólo se les cobrará intereses sobre lo que les faltó completar. Por ejemplo, alguien que deba 4,800 pesos y haya pagado al menos 4,000 pesos puede asumir que sólo le cobrarán intereses sobre esos 800 pesos restantes, pero en realidad no es así.

La fórmula para calcular intereses ordinarios se basa en el Saldo Promedio Diario (SDP) de tu periodo anterior. Para obtener tu SDP debes sumar el saldo que tuviste cada día del mes y dividirlo entre los días del periodo.

Por ejemplo, asumiendo que tu fecha de corte fue el día 26 de diciembre:

La suma del saldo diario en este caso es de 125,950. Lo dividimos entre los 31 días del periodo y nos da 4062.90 → éste sería tu SDP.

Lo siguiente que debes hacer es identificar la tasa de interés mensual que aparece en tu estado de cuenta. Este porcentaje se obtiene de dividir la tasa de interés anual de tu tarjeta entre 12.

Suponiendo que tu tasa de interés anual sea de 56.74%, tu tasa de interés mensual debería ser 4.72%.

Aplicando este porcentaje a tu SDP (4062.90 X 4.72%) tendrías que pagar 191.76 pesos por concepto de intereses.

Reduce tu saldo promedio diario

Si en algún momento consideras que será difícil liquidar el pago para no generar intereses una buena estrategia es que abones la cantidad que puedas lo más pronto posible. De esta manera la cantidad de tu saldo diario será menor durante más días y, como consecuencia, tu SDP será menor.

En el ejemplo anterior hicimos un abono total de 500 pesos (uno de 200 y otro de 300 pesos). Si hiciéramos el pago de esos 500 pesos en día 12 del periodo, tu SDP cambiaría de la siguiente manera:

La suma del saldo diario es de 123,750. Esto dividido entre 31 y nos da 3991.93 de SDP.

Aplicando la misma tasa de interés mensual del ejemplo anterior (4.72%), pagarías 188.41 pesos de intereses en vez de los 191.76 pesos. Tal vez la diferencia no parezca mucha pero conforme incrementes la cantidad y pagues casi inmediatamente a tu fecha de corte, puedes reducir los intereses ordinarios.

¿Listo para enfrentar tu deuda?

Puede que, ahora que conoces la fórmula para calcular intereses ordinarios y reducirlos, te sea más fácil manejar tu deuda de tarjeta de crédito. Si aún así consideras que tu deuda es cada vez más cara o se está saliendo de tus manos, recuerda que puedes solicitar tu Crédito Digitt para refinanciar tu deuda de tarjeta de crédito.