En este artículo te compartimos un resumen de lo que debes saber sobre tu perfil crediticio y por qué es tan importante que lo cuides.

¿Por qué es tan importante mi historial crediticio?

Tal vez estás empezando a usar tus primeros productos crediticios, como una tarjeta departamental o de crédito, o puede que ya lleves un rato en la jugada y te preguntas si tu historial crediticio va por buen camino ya que estás por solicitar otro crédito. 

En pocas palabras tu historial crediticio es una forma de saber cuál es tu comportamiento cuando se trata de pedir prestado a las instituciones financieras, es decir qué tan probable es que pagues tus deudas. Las instituciones usan esta información para determinar si es que te pueden ofrecer un crédito o préstamo, cuánto te pueden ofrecer y con qué tasa de interés.

Mientras mejor sea tu historial y tu score crediticio, mayores probabilidades tendrás de que tu solicitud sea aprobada, así como de recibir una mejor tasa y condiciones. Esto aplica desde una tarjeta de crédito hasta un crédito automotriz o hipotecario.

¿Cómo cuidar mi historial crediticio? 

  1. Descarga tu historial

En México tenemos dos Sociedades de Información Crediticia, Buró de Crédito y Círculo de Crédito. Estas organizaciones almacenan la información que reciben de parte de las instituciones financieras sobre el comportamiento de los usuarios y la organizan en Reportes de Crédito individuales para que otras instituciones de crédito los consulten como parte de su proceso de análisis.

De la misma manera, tú puedes consultar tu Reporte de Crédito Especial gratis una vez al año ya sea en Buró o Círculo de Crédito, tus demás consultas ya tienen un costo, que por ejemplo en Buró es de 35 pesos. 

  1. Revisa tu información

Cada que recibas tu reporte, asegúrate de que la información esté en orden. Y en caso de que encuentres algún error, como créditos no reconocidos, debes contactar de inmediato a Buró o Círculo para solicitar una aclaración. 

Una forma de prevenir casos de fraude o créditos en aclaración, es suscribiéndote al servicio de Alértame (Buró de Crédito) o Avisame (Círculo de Crédito). Nuestra recomendación es solicitar el servicio de Buró ya que, a pesar de que ambos te avisan sobre cualquier cambio que ocurra en tu historial, Alértame es gratuito todo el año.

  1. Analiza tu comportamiento

Conforme revises tu reporte, vale la pena que tomes nota de todos esos factores que influyen en tus resultados como:

  • Tu trayectoria de pagos

Un registro que muestre que estás acostumbrado a pagar tus mensualidades a tiempo es lo mejor que puedes tener para recibir un crédito a futuro.

  • Capacidad de pago

Si actualmente los pagos de tus créditos exceden el 30% de tus ingresos entonces es posible que las instituciones financieras rechacen tu solicitud o que ofrezcan prestarte menos de lo que solicitaste y bajo condiciones más estrictas.

  • Antigüedad de tu historial

¿Hace cuánto tiempo que iniciaste tu vida crediticia?¿Cuál fue tu primer producto financiero? y ¿cómo te has comportado desde entonces? Éste es el tipo de preguntas que se pueden hacer las instituciones al examinar tu información.

  • Tipos de créditos

Tener más de un tipo de crédito no es necesariamente algo malo, de hecho puede ser algo positivo dependiendo del comportamiento que hayas tenido, Puedes tener hasta 4 tipos de crédito pero si todos tus pagos se ven en orden entonces las instituciones se sentirán más seguras de poder prestarte. 

  • Créditos recientes

La cantidad de créditos que hayas recibido recientemente puede ser uno de los factores por los que una solicitud adicional haya sido rechazada, ya que esto indica que tu capacidad de pago se ve demasiado comprometida.