¿Te has puesto a considerar alternativas de préstamos para pagar deudas pero te preocupa estar cometiendo un error? A todos nos ha pasado que tenemos que tomar una decisión importante pero los chismes o anécdotas de terror de amigos, conocidos o incluso extraños en internet nos provocan pánico y preferimos no avanzar.

El remedio para tomar una decisión que te beneficie a ti y a tus finanzas es informarte sobre lo que hay detrás de estos supuestos.  Por eso aquí te presentamos 3 mitos frecuentes sobre los préstamos para pagar deudas.

Mitos y realidades de los préstamos para pagar deudas

#1 Dañan mi historial crediticio

Hay quienes prefieren continuar con su deuda bancaria antes de buscar otra alternativa porque piensan que al transferir su deuda estarán dañando su historial crediticio.

Sin embargo, es importante que recordemos que tanto nuestro historial como nuestro score en Buró de Crédito es un reflejo de nuestro comportamiento con cualquier tipo de crédito. Es decir ¿qué tan puntual eres con tus pagos? ¿Sueles liquidar tu saldo mensual o pagas sólo lo que te alcanza? Etc..

Si, por ejemplo, con tu tarjeta de crédito te encuentras en una situación de atrasos y pagos mínimos es posible que tu score esté sufriendo las consecuencias, y es precisamente aquí donde los préstamos para pagar deudas te pueden beneficiar.

¿Cómo?

Después de que hayas solicitado un préstamo para pagar deudas y éste sea aprobado estás listo para liquidar tu deuda. Tu banco entonces pasará su reporte a Buró mencionando que tu deuda ha sido eliminada y con esto beneficias tu score. Además, una vez que has transferido tu deuda bajo mejores condiciones, sólo te queda ser puntual y pagar completa tu mensualidad para que la institución crediticia le siga reportando un buen comportamiento a Buró y tu score continúe mejorando.

Eso sí, ten cuidado con no usar este préstamo para algo que no sea liquidar tu deuda ya que lo único que harías con esto es sobreendeudarte. Tal vez parezca obvio pero esto ocurre con más frecuencia de lo que te imaginas. De hecho, es precisamente por eso que en el caso del Crédito Digitt, realizamos el pago del monto aprobado directamente a tu tarjeta de crédito.

#2 No revisan mi Buró de Crédito

A veces las personas se confunden al asumir que las instituciones alternativas que ofrecen préstamos para pagar deudas son alternativas precisamente porque no revisan Buró o no realizan análisis de riesgo. Esto es falso, cualquier institución de confianza que te ofrezca un préstamo debe ser muy llevar a cabo un proceso serio y detallado. Esto, entre otras cosas, implica hacer un análisis de riesgo de la persona que esté solicitando el préstamo.

Las alternativas como lo son los préstamos en línea no son empresas que actúen a ciegas, pero lo que sí es cierto es que suelen ser más flexibles que las opciones tradicionales al momento de revisar tu score, historial o capacidad de pago. ¡Ojo! Que sean más flexibles no implica que tengas garantizado el préstamo.

Otra cosa…

Tampoco es cierto que tu historial o score se perjudique sólo porque una institución solicite tu reporte de crédito. Imagínate que en la escuela nos hubieran dicho que nos bajaban la calificación si les enseñabas tu reporte a tus papás o a tus amigos. Recuerda que lo que determina tu perfil en Buró son cosas como tu comportamiento crediticio, los créditos que tienes o has tenido, etc.

Puedes revisar este artículo para más información sobre lo que se reporta en Buró de Crédito.

Lo que sí es cierto es que se recomienda no meter al mismo tiempo demasiadas solicitudes para distintos préstamos para pagar deudas.

¿Por qué?

Porque sí se genera un registro cada que una institución crediticia revisa tu historial. De nuevo, esto no tiene nada de malo ni es un factor que afecte tu score, simplemente hay algunas instituciones que por sus políticas y lineamientos pueden tomar este aspecto en cuenta como parte de su análisis de riesgo y rechazar tu solicitud. 

#3 Todos los préstamos en línea son fraude

Por supuesto que es comprensible que hoy en día seamos más cautelosos con el tema de la seguridad en línea, sobre todo cuando se trata de nuestras finanzas. Tan sólo hace unos días El Economista reportó que de acuerdo con las cifras de la Condusef al tercer trimestre de 2019, las quejas por fraudes cibernéticos […] crecieron 38% respecto de 2018.

Puedes revisar más información sobre este dato aquí.

Así que definitivamente vale la pena ser precavidos. Pero de eso a que todos los préstamos para pagar deudas que se ofrezcan en línea sean fraude es totalmente otro tema. Es lo mismo que si dijéramos que todas las tiendas u otros servicios en línea son una estafa.

Como siempre, la solución es prestar atención a las señales. Aquí te compartimos 3 tips que te pueden ayudar a verificar que estás solicitando un préstamo para pagar deuda de una empresa confiable:

  • No pagues por adelantado

Es común que las empresas fraudulentas les pidan a sus usuarios que den un anticipo antes de otorgarles el crédito, pero esto es señal de que algo anda mal. Una empresa confiable no te pedirá que realices tu primer pago sino hasta que te haya concedido el crédito.

La triste realidad es que hay tantas personas que creen que deben pagar por adelantado que podríamos incluirlo como otro mito. Así que ¡abusado con esto!

  • Investiga a la compañía

Revisa la presencia en línea de esta institución. No sólo se trata de revisar su actividad en redes sociales o la presencia de su sitio web, busca quiénes están hablando de ellos y qué es lo que dicen. Eso sí, no te vayas a asustar si la empresa no contesta tus mensajes o dudas a las 10 de la noche, tan sólo revisa sus horarios de oficina en Google o Facebook si quieres recibir atención inmediata.

También puedes revisar fuentes como El Economista o El Financiero. Incuso puedes revisar lo que dicen las demás instituciones financieras sobre la empresa a la que le estás solicitando el crédito.

Por último, investiga o pregunta directamente qué organismos regulan a esta institución, como lo puede ser PROFECO o la Ley de para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros para Entidades Comerciales.

  • Lee las letras chiquitas del contrato

En realidad debes leer todas las letras, pero el punto es claro: debes ser muy meticuloso. Si hay algo que no te convence o te cuesta trabajo entender, pregunta. Las empresas sólidas procuran ofrecer la mejor calidad y apoyo en el trato y servicio al cliente. Así que no dudes en acercarte.

De vuelta a la realidad

¿Qué te parecieron estos mitos sobre los préstamos para pagar deudas? ¿Se aclararon tus dudas?¿Te sientes más tranquilo solicitando un préstamo? ¡Excelente!

Recuerda que es importante revisar las opciones que mejor se ajusten a tu situación antes de mandar solicitudes por todas partes. Ahora, si ya realizaste una o varias solicitudes y fueron rechazadas te recomendamos leer éste artículo para mejorar tu próximo intento.