Una de las inquietudes más comunes entre las personas es encontrar una opción conveniente y segura en cuanto a  préstamos para pagar deudas. Es por eso que, sin importar el origen de la deuda,  el acceso a alternativas para financiar las deudas son cada vez más solicitadas.

Préstamos en línea

La buena noticia es que vivimos en un país donde, gracias al latente sentido de emprendimiento e innovación, existen cada día más alternativas que buscan ajustarse a la parte de la conveniencia.

La oferta actual de estas alternativas en línea es bastante amplia y va desde soluciones generales como los préstamos personales, hasta soluciones concretas que buscan resolver el problema de la deuda de forma puntual. Éste último es el caso del crédito Digitt que fue específicamente diseñado para ayudarte a salir de tu deuda de tarjeta de crédito.

¿Cuáles son los beneficios de estos préstamos para pagar deudas?

Los beneficios de este tipo de préstamos para pagar deudas se pueden resumir en los siguientes puntos:

1.       Conveniencia y fácil acceso

De nuevo, el beneficio de la conveniencia suele ser el principal atractivo de estas alternativas ya que no sólo te evitan dar una vuelta hasta el banco para esperar una respuesta, sino que su tiempo de respuesta es mucho más veloz. 

Basta con que tengas tu computadora o celular y conexión a internet para hacer tu solicitud desde la comodidad de tu casa. Lo mejor es que esto no sólo aplica para la solicitud sino que todo el proceso, incluyendo la administración de tus pagos ocurre 100% en línea.

via GIPHY

2.       Menores tasas de interés

Una ventaja excelente de los préstamos en línea es que en su mayoría ofrecen menores tasas de interés en comparación con las opciones tradicionales. Además, las tasas de interés suelen ser fijas, lo cual es un gran alivio sobre todo para aquellas personas que solicitan el préstamo para consolidar varias deudas.

3.       Pueden mejorar tu calificación crediticia

Una excelente noticia para aquellas personas que quieren mejorar su historial crediticio es que estas alternativas les pueden ayudar con esta meta. De inicio, las opciones tradicionales, como los bancos, tienden a poner más barreras para aprobar las solicitudes en cuanto notan un comportamiento negativo en tu historial.

Claro, esto no quiere decir que los préstamos en línea no revisen ni tomen en cuenta tu historial, pero las probabilidades de ser aprobado son mayores.

via GIPHY

Una vez aprobado, estas empresas también reportan tu comportamiento a Buró de Crédito. De esta manera, si pagas tu préstamo a tiempo, podrás mejorar tu historial crediticio y acceder a mejores financiamientos en el futuro. 

4.       Oferta personalizada

Las alternativas de préstamos en línea tienen la ventaja de adaptarse más a tu situación. Es posible que en tu solicitud encuentres preguntas sobre cuánto puedes pagar  al mes y opciones de plazo que se ajusten a lo que necesitas en la medida de lo posible.

El tema de la seguridad

A pesar de éstos y otros  beneficios, aún hay personas que no se sienten completamente cómodas con la idea de buscar en línea opciones de préstamos para pagar deudas por temor a que no cumplan con la parte de la seguridad.  

Esta preocupación es bastante comprensible si consideramos que, de acuerdo con la CONDUSEF,  “En el primer semestre de 2019, las quejas por fraudes cibernéticos crecieron 35% respecto de 2018 y representan cada año una mayor proporción”. Sin embargo, esto no quiere decir que todas las alternativas en línea representan un peligro de ser fraude.

Así que, ¿qué puedes hacer para evitar a los negocios fraudulentos?

Recuerda que, como cualquier otro tipo de situación, podemos evitar el peligro al ser precavidos y observar con atención. Aquí encontrarás 3 tips sencillos que te pueden ayudar a verificar que estás solicitando apoyo a una empresa sólida y confiable:

a.       No pagues por adelantado

Cuando se trata de fraudes, es común que estas “empresas” les pidan a sus usuarios que den un anticipo antes de otorgarles el crédito. Así que cuidado con este detalle.

b.      Investiga a la compañía

Revisa la presencia en línea de esta institución. No sólo se trata de revisar su actividad en redes sociales o la presencia de su sitio web, busca quiénes están hablando de ellos y qué es lo que dicen.

Si se trata de una institución financiera puedes revisar fuentes como El Economista o El Financiero. Incuso puedes revisar lo que dicen las demás instituciones financieras.

via GIPHY

Por último, investiga o pregunta directamente qué organismos regulan a esta institución, como lo puede ser PROFECO o la Ley de para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros para Entidades Comerciales.

c.       Lee las letras chiquitas del contrato

En realidad debes leer todas las letras, pero el punto es claro: debes ser muy meticuloso. Si hay algo que no te convence o te cuesta trabajo entender, pregunta. Las empresas sólidas procuran ofrecer la mejor calidad y apoyo en el trato y servicio al cliente. Así que no dudes en acercarte.

Al final del día…

Lo más importante es que recuerdes que las instituciones sólidas sí existen y están para ayudarte a empoderar tu bienestar financiero con alternativas de préstamos para pagar deudas que sean convenientes y seguros. 

¡Pregunta, investiga, solicita y resuelve tu deuda!