¡Hola! Si eres usuario de una tarjeta de crédito lo más seguro es que en algún punto te hayas topado con las famosas comisiones de la tarjeta. Estos pequeños cobros por diferentes motivos pueden ser un factor a considerar al momento de tramitar una tarjeta en uno u otro banco. En este artículo vamos a explicarte todo lo que debes saber de las comisiones en tarjetas de crédito.

¿Por qué es importante saber qué son las comisiones?

Todas las tarjetas de crédito cuentan con un apartado de comisiones. Algunas tienen más y otras menos. En algunos casos hay tarjetas con comisiones muy bajas y otras con cifras más elevadas. Todo depende del tipo de tarjeta y los beneficios que obtengas con ellas. Saber lo que la tarjeta te cobrará nos permite tener un mejor control de nuestras finanzas.

Además, saber qué son las comisiones nos puede ayudar a tener un mejor manejo de nuestra misma tarjeta. Por ejemplo, saber si nos conviene hacer algún tipo de retiro para disponer de efectivo de nuestro crédito o el costo de tener tarjetas adicionales en la cuenta.

Comisiones de las tarjetas de crédito

A continuación haremos un repaso por todas las comisiones existentes y explicaremos cómo funciona cada una. Es importante que sepas que no todas las tarjetas de crédito cobran las mismas comisiones. Esta información la podrás consultar en el apartado de comisiones que tu banco publica.

Primero que nada debes saber que existen dos tipos de comisiones en las tarjetas de crédito y la diferencia es la periodicidad del cobro. Por un lado están las comisiones fijas que se cobran de manera regular, es decir cada determinado tiempo. Por el otro lado están las comisiones que se cobran por evento.

Comisiones fijas

cuáles son las comisiones fijas

¿Qué es la anualidad en las tarjetas de crédito?

La anualidad es una de las comisiones más comunes en las tarjetas de crédito. Este cobro se realiza, como su nombre lo dice, de manera anual. El costo de esta comisión varía según la tarjeta de crédito siendo las tarjetas exclusivas las que cuentan con la anualidad más elevada.

En promedio, la anualidad de una tarjeta puede ir desde los 600 MXN hasta los 10,000 MXN, dependiendo del banco y del tipo de tarjeta. En algunos casos su cobro se puede diferir en tres meses para que el cliente no se descapitalice al realizar este pago. En otros casos se cobra la totalidad de la comisión.

Anualidad de tarjetas adicionales

Una gran cantidad de tarjetas de crédito permiten a sus usuarios contar con tarjetas adicionales. Esto significa que de la misma cuenta pueden haber usuarios extras con acceso a ese crédito. Para estas tarjetas también existen anualidades, sin embargo su costo suele ser mucho menor.

Por ejemplo, si la anualidad de la tarjeta principal es de 1,000 MXN, la de la adicional será de aproximadamente 250 MXN. Saber esta información te puede ayudar a decidir si realmente quieres otorgarle a alguien más una tarjeta adicional de tu crédito.

¿Qué son los costos de mantenimiento y administración en las tarjetas?

En algunas cuentas puede existir pago por mantenimiento y administración de la cuenta. Sin embargo, muchas veces esta comisión se considera como parte de la anualidad. Todavía existen algunas tarjetas que separan esta comisión. Su costo no es muy elevado ya que ronda entre los 100 MXN y los 200 MXN.

¿Cuánto cuesta una reposición de tarjeta de crédito?

Si llega a suceder que tu tarjeta de crédito se extravíe, haya sido robada o esté muy desgastada, el banco puede reponerla de manera casi inmediata. Este proceso, sin embargo, generalmente tiene un costo que en promedio es de 200 MXN. Cuenta tanto para la tarjeta principal como para las adicionales que puedan existir.

Comisiones por evento

Reclamaciones no procedentes

En ocasiones puede suceder que tengamos cobros que no reconocemos en nuestra tarjeta de crédito. Un beneficio de ser usuario de estas tarjetas es que podemos hacer reclamaciones para reponer ese cobro. 

Sin embargo, si en la investigación el banco no considera que el reclamo aplica entonces puede haber un cobro por el tiempo que invirtió el banco en la investigación. El costo de esta comisión generalmente es de 200 MXN y suele ser el mismo sin importar el nivel de la tarjeta de crédito que se tenga.

¿Cuáles son los gastos por cobranza en las tarjetas de crédito?

Esta es una de las comisiones más elevadas y una que, sin duda, quieres evitar a toda costa. La comisión por cobranza o también conocida como “gastos de cobranza antes del siguiente corte y después de la fecha de pago” se realiza cuando no cubrimos nuestro saldo correspondiente en la fecha límite de pago.

Al no cubrir con el pago correspondiente en la fecha límite de pago, no solamente vamos a dañar nuestro historial crediticio, también vamos a pagar aún más dinero. No basta con pagar intereses moratorios, la misma comisión es elevada. Por ejemplo, en promedio ronda entre los 400 MXN y los 600 MXN

¿Cuánto cuestas las disposiciones de efectivo en tarjetas de crédito?

Una opción que tenemos como usuarios de tarjetas de crédito es la posibilidad de disponer de efectivo desde nuestro crédito. Ojo, hay algunas tarjetas que no permiten este movimiento, pero si tu tarjeta lo permite debes de estar pendiente de cuánto cobrará el banco por hacer esta disposición.

Existe la disposición de efectivo tanto en cajeros de tu banco como en cajeros de otros bancos e incluso en el extranjero. El porcentaje a cobrar varía de banco en banco, sin embargo casi siempre lo encontrarás entre 6.0% y 6.5% sobre el monto retirado. Es decir, si retiras 100 MXN, se te cobrarán 6.50 MXN por ese movimiento.

Ahora bien, como tip financiero te podemos decir que la práctica de disposición de efectivo no la recomendamos. La razón es que los analistas de las instituciones crediticias perciben esto como una falta de liquidez y que nosotros como usuarios estamos desesperados por dinero. Esto puede perjudicar futuras solicitudes de crédito así que mucho ojo.

Cuidado con las comisiones

cuidado con las comisiones de tarjeta

Para llevar unas finanzas personales sanas debemos de saber en qué gastamos todo nuestro dinero y muchas veces el no estar al tanto de las comisiones de nuestras tarjetas puede representar un problema. Es importante verificar cada cuánto nos realizarán el cobro de alguna comisión y añadirlo a nuestro presupuesto.

También hay que tener cuidado con las comisiones pequeñas, que aunque parezcan insignificantes, a la larga pueden representar un gasto extra. Por ejemplo, si solicitaste una tarjeta de crédito adicional a un familiar que no la ocupa, estarás gastando anualmente una cantidad que podría ser mejor invertida en otro lugar.

Tarjetas de crédito con bajo costo de mantenimiento

Si lo que buscas es una tarjeta de crédito que no te cueste en su mantenimiento entonces puedes encontrarla. Hay varios bancos en México que ofrecen tarjetas sin anualidad o con comisiones mucho menores a las de otras tarjetas. ¿De qué depende? De los beneficios que la misma tarjeta incluya, entre menos beneficios más margen existe para cobrar pocas comisiones.

Por ejemplo, las siguientes tarjetas no cobran anualidad:

  • Tarjeta de crédito Rappicard
  • Tarjeta de crédito BanRegio Más
  • Tarjeta de crédito Nu
  • Tarjeta de crédito Hey Banco
  • Tarjeta de crédito HSBC Zero

Un dato importante a considerar es que este tipo de tarjetas cuenta con un CAT Promedio y una Tasa de Interés Promedio mayor que en otras tarjetas más exclusivas. Por lo que endeudarte con una de estas tarjetas puede ser un tanto arriesgado dado los intereses que llegan a cobrar.

Tips financieros

Muchas veces nos vemos forzados a utilizar nuestras tarjetas de crédito para cubrir gastos inesperados y entendemos que caer en deuda es algo que nos puede pasar a todos. Al suceder eso el cobro de comisiones e intereses puede resultar un verdadero problema y afectar nuestra capacidad de pago. ¿Qué podemos hacer en estos casos?

Encontrar la manera de refinanciar la deuda. Desde pedir prestado a un familiar o conocido hasta recurrir a instituciones financieras para cubrir el pago. Sin embargo, si no se cuenta con mucho capital para saldar esa nueva deuda volverás al mismo lugar de dónde acabas de salir.

Una opción que se acomoda a tu capacidad de pago es refinanciar la deuda de la tarjeta de crédito. Nosotros en Digitt hacemos eso, absorbemos tu deuda y la diferimos a meses con un interés menor que el del banco. De esta manera puedes cubrir tu deuda sin descapitalizarte.

Si estás interesado en saber cómo funciona este proceso visita nuestro sitio web y haz tu cálculo de ahorro en nuestro portal. Si quieres ver nuestro contenido puedes seguirnos en nuestras redes sociales o visitar nuestro blog para saber más tips financieros.

has tu solicitud con Digitt

Gracias por llegar al final de este artículo. Esperamos que la información que te compartimos te sea de ayuda. ¡Nos vemos en la próxima!