La pregunta del millón: ¿Cómo le hicieron los millonarios para hacer sus fortunas? Y con ella surgen otras más; ¿Es acaso un resultado de la suerte o del trabajo constante? Podríamos pasar horas reflexionando estas preguntas sin tener las respuestas que deseamos. Pero no te preocupes, aquí te diremos principios y estrategias para ser millonario.

Pero para responder la primera pregunta te diremos que sí a ambas opciones. Así como hay fortunas que se heredaron o ganaron de manera milagrosa, existen otras que se trabajaron por años y, siendo honestos, esa es la forma más segura de convertirse en millonario. ¿Has visto las probabilidades de sacar la lotería? Eso nos debería de dar un indicador.

Lo cierto es que detrás de las fortunas se esconden múltiples principios, valores, consejos y estrategias que los que cuentan con millones en sus bancos siguen a la perfección. En este artículo explicaremos las más relevantes, sobre todo si estás empezando a trabajar en este proyecto. Así que quédate con nosotros y acompáñanos.

estudiando para ser millonario

Tips por parte de los millonarios

Arrancaremos con aquellos tips y consejos que los millonarios comparten en sus libros, conferencias y entrevistas. Muchos responden a actitudes y hábitos más que a pasos específicos. Si tenemos un objetivo en mente como este, el primer paso es cambiar nuestra forma de pensar para cambiar nuestra forma de operar.

Invierte a temprana a edad y de manera constante

Invertir significa volver a utilizar tus ganancias para generar más ingresos. La inversión se puede realizar de manera activa, abriendo un negocio o servicio, y de manera pasiva, comprando divisas o propiedades para rentarlas para diferentes usos. Ambas maneras hacen que el dinero no se estanque y siempre se encuentre “trabajando”.

La inversión se puede iniciar en cualquier etapa de nuestras vidas. Nunca es tarde para poner nuestro dinero a trabajar. Sin embargo, una recomendación es que esta práctica de inversión se inicie a una temprana edad ya que, al hacerlo de forma correcta, se generan ganancias constantes por mucho más tiempo que el promedio.

Es igual de importante invertir de manera constante. Esto lo decimos porque es poco confiable tener una o pocas inversiones ya que éstas pueden no retribuir lo que pensamos o dejar de generar lo que en un inicio hacían.

Invertir constantemente te permite administrar múltiples servicios o ingresos y monitorear cuáles son los que mejores resultados te dan.

Por ejemplo, si decides invertir en diferentes bancos puedes observar cuál banco es el que te ofrece mejor interés. Lo mismo sucede con las acciones en la bolsa de valores o negocios. Tener un amplio espectro te permitirá decidir en dónde puedes enfocar tus esfuerzos y qué industrias es mejor no acercarse.

Haz de los ahorros la práctica más importante

Un consejo que muchos millonarios dan es tener una cultura de ahorro. Ojo, esto es diferente del dinero que vas a invertir. El ahorro está destinado a un fondo que no se va a tocar y que solo se va a utilizar en alguna emergencia. Parece sencillo pero para muchos millonarios es, tal vez, el hábito más importante de todos.

Para lograr un ahorro constante que crezca cada mes es importante saber cuánto vas a destinar para la causa. No es lo mismo fijar un monto mensual fijo para ahorrar que esperar a que sobre algo de nuestros ingresos para mandarlo a nuestro ahorro. Si pensamos que “lo que nos sobra” será nuestro ahorro, éste nunca crecerá.

Para eso es importante manejar porcentajes de nuestros ingresos claramente. Lo primero que tienes que hacer es saber el total de tus gastos mínimos para cubrir las necesidades básicas. Después convertirlo en un porcentaje. Idealmente al final del mes, deberías de poder destinar entre un 20% y un 30% de tus ingresos al ahorro.

Por ejemplo, si en un inicio estás generando 20,000 MXN, lograrás separar entre 4,000 y 6,000 MXN para mandarlos al ahorro. Si hacemos esto constantemente, en tres años lograríamos juntar 216,000 MXN, casi una cuarta parte del millón.

Ahora imagina que con las inversiones que hagas puedes duplicar tus ingresos y tus ahorros, tu camino a ser millonario será más corto.

Trabajar inteligente es más valioso que trabajar mucho

En el mundo laboral existe el concepto de trabajo duro. Se nos inculca que siempre y cuando trabajemos mucho e incansablemente podremos triunfar y conseguir nuestras metas financieras. La realidad es que muchos millonarios piensan que esto es importante mas no esencial para volverse millonario.

Para muchos millonarios trabajar inteligentemente es el mejor camino laboral. Trabajar inteligente es dividir nuestras energías en donde más lo necesitamos y no sobre exigirse al punto de colapsar o sufrir del famoso burnout. La mejor forma de empezar a trabajar inteligente es la delegación del trabajo.

Vamos a suponer que eres dueño de un pequeño o mediano negocio. Como tú lo fundaste estás llevando la dirección y operación de las actividades y eso te consume entre 8 y 12 horas al día. Con una carga laboral de tiempo completo o más nuestro cuerpo llega cansado al final del día y luego suma que hay responsabilidades y actividades en casa.

Si designas a un CEO o gerente general y te enfocas en la pura actividad directiva vas a ahorrar horas y sobre todo energía. Esto te permitirá tomar mejores decisiones, más razonadas y preparadas para crecer tu negocio. Una mente fresca para proponer estrategias y tiempo para dedicar a otros negocios o fuentes de ingreso que tengas.

Los errores nos enseñan más que los éxitos

No tengas miedo a cometer errores, todos tenemos derecho a equivocarnos. Lo que debemos hacer en su lugar es aprender de nuestros errores y no dejar que vuelvan a pasar. Es muy difícil saber la clave del éxito cuando uno triunfa constantemente. En cambio un error hace resaltar en dónde están las áreas de constante mejora.

Tomar una decisión equivocada puede repercutir en el camino que una empresa tome y en el futuro de la misma. Sin embargo son errores necesarios porque es a partir de ahí que uno se vuelve consciente de las cosas. No te atormentes si te equivocas, el error de muchos es no saber superar los errores y vivir angustiados de volverlos a cometer.

Peor aún, no superar el miedo a equivocarse provoca estancamiento. Una empresa o negocio necesita de constante innovación. Los mercados cambian constantemente y es absolutamente necesario saber adaptarse a las situaciones y coyunturas. Esto requerirá tomar acciones, pero si tenemos miedo a equivocarnos nunca sabremos cómo tomarlas.

Así que no tengas miedo, aplica una estrategia, toma esa decisión, si te equivocas aprenderás a qué no hacer y eso definirá el camino que debes seguir. Los errores trazan el camino más seguro de llevar y cuando pase más tiempo habrás aprendido tanto que no importa que negocio tengas tu camino al éxito será cada vez más corto.

No tienes que crear un producto milagroso, solo saber adaptar tus ideas

Muchos de nosotros estamos a la espera de crear el invento del siglo, patentarlo y convertirnos en millonarios de la noche a la mañana. No es imposible pero tampoco es la ruta más segura para convertirse en millonario. Tener un invento único no significa que todos van a querer usarlo o comprarlo.

Por eso es mejor adaptar las ideas que tengamos o incluso tomar inspiración de ideas exitosas y modificarlas a nuestras posibilidades. Está bien ser únicos y originales pero si vemos que hay estrategias que otras personas hacen y les funcionan, ¿por qué no copiarlas nosotros?

No es pecado imitar lo que otros hacen, al contrario, es sabio ocupar las experiencias de los demás.

Muchos de los millonarios comenzaron copiando ideas de los demás y con un poco de creatividad las adaptaron según lo que sus usuarios querían. Mira el ejemplo de los smartphones. Cuando salió el primer smartphone con pantalla touch y tuvo un éxito mundial, ¿qué hicieron las demás compañías? Copiaron la idea. ¿Por qué? Porque vendía.

Vamos a decir que existe una empresa que produce playeras de una manera muy original y el concepto te gusta mucho. Claro que se vale tomar inspiración y adaptar esa idea a tu mercado. Nadie comienza sabiéndolo todo y para tener negocios exitosos hay que fijarse en quienes están triunfando, ¿no crees?

Compra poco, invierte mucho

Un gran secreto que los millonarios siempre dicen es que cuando se empiezan a generar ganancias considerables lo mejor que puedes hacer es mantener tus propios gastos básicos en el mínimo posible. No por duplicar tu salario tienes que duplicar tus gastos “porque ya puedes darte otro estilo de vida”.

Ojo, no juzgamos a quienes lo hagan y quienes quieran tener un estilo de vida diferente al que tenían antes. Sin embargo, si tu ambición es convertirte en millonario, los gastos no pueden ser una constante en tu vida financiera. Entre más gastos fijos acumules, menos liquidez tendrás, menos ahorro vas a generar y menos dinero tendrás para invertir.

Por ejemplo, tienes un coche modelo 2020 y es con el que te mueves a todos lados, el trabajo, reuniones sociales y actividades generales. De repente tu negocio empieza a generar más ingresos, es muy fácil querer comprar un segundo coche pero ¿en realidad lo necesitas? ¿Necesitas esa computadora de última generación cuando la que tienes funciona bien?

El secreto está en comprar cuando se necesite y no cuando lo desees. Si necesitas un segundo coche porque quieres poner a trabajar el que tienes en una plataforma digital de viajes entonces claro que es válido sacarlo. Lo mismo si necesitas una computadora más potente para trabajar cosas específicas. Eso es invertir, no gastar.

Tu dinero vale más si se está trabajando

Este principio te va a cambiar la perspectiva de cómo manejar tu dinero así que presta mucha atención. Fuera del dinero destinado a tu ahorro, no te conviene mantener tu dinero en tu cuenta de banco. ¿Por qué? Porque está estático sin generar absolutamente nada. Ese dinero en 10 años seguirá siendo el mismo.

Lo mejor que puedes hacer es ponerlo a trabajar. Ya sea que decidas invertirlo en alguna propiedad, bien, negocio, lo que sea, pero que no se quede guardado solo porque sí. El dinero hace más dinero, esa es la regla de oro. Mándalo a tu negocio, trabájalo con el banco, invierte en la bolsa, hay muchas maneras de hacerlo.

Por ejemplo, digamos que en tu cuenta tienes 100,000 MXN que no forman parte de tu ahorro, ni tampoco los necesitas para operar tu empresa o negocio. En lugar de convertirlos en tu liquidez puedes adquirir equipo de video y rentarlo. En un año, esa inversión de 100,000 se va a recuperar y en dos años habrás generado el triple.

Entonces ¿qué prefieres? Guardar esos 100,000 MXN que en tres años serán 100,000 MXN o invertirlos y que en tres años sean 300,000 MXN? Lo mismo sucede si se invierte en la bolsa, en el banco o en alguna otra cosa. Como te dijimos, dinero llama dinero, así que no tengas miedo y ocúpalo para generar más.

Negocia deducciones de impuestos 

Sabemos que este es un tema que a más de uno le interesa. Los impuestos son una obligación que todos debemos cumplir sin importar qué tanto ganemos. Lo mejor que puedes hacer es estar al corriente con Hacienda para evitar sanciones que perjudiquen tu camino a ser millonario. Así que evita prácticas ilícitas de evasión de impuestos, eso no te ayudará en nada. 

También sabemos de la infame frase “los millonarios son lo que son porque no pagan impuestos” y eso no es necesariamente cierto. Los millonarios son lo que son porque saben negociar deducciones y no pagan impuestos. Como lo dijimos, los deducen. Es una gran diferencia que te permite crecer tus ingresos.

Si sientes que pagar impuestos te resta, entonces realiza compras para tu negocio o empresa que puedan deducirse constantemente. Esto es una jugada doble porque por un lado estás invirtiendo activamente en tus negocios y, al mismo tiempo, estarás deduciendo impuestos directos. Pide factura para todos tus gastos, salir con saldo a favor en la declaración anual es el objetivo.

De igual manera, cuando una empresa crece lo suficiente y es un generador de empleo para la ciudad, estado o región puedes sentarte con Hacienda y negociar una deducción más grande de impuestos dado el impacto y la importancia de tu empresa.

Ojo, esto no es negociar para no pagar, sino negociar para poder deducir más.

No acumules ni operes sobre deudas

Las deudas son tu peor enemigo. Va nuevamente, las deudas son tu peor enemigo. No es posible crecer ni generar ingresos cuando tenemos una o varias deudas tanto personales como de nuestro negocio. Así que lo primero que tienes que hacer es ver la manera de salir de dichas deudas y dejar de pagar intereses que solo restan a tu capital.

Si pediste un préstamo para arrancar tu negocio, el primer objetivo y el más importante de todos es pagarlo a la brevedad. Antes de invertir, tus esfuerzos deben enfocarse en saldar ese préstamo para dejar de pagar intereses. Una vez que esa deuda está saldada, todos los ingresos ahora sí podrán dividirse según lo necesites tú.

Aplica igual para una deuda personal. Todos los esfuerzos deberán dirigirse a cubrir ese remanente. ¿Por qué insistimos tanto en este punto? Imagina que tienes una deuda de 100,000 MXN que crece 5000 MXN cada vez por los intereses que pagas. Si tardas un año en pagar esa deuda le habrás regalado al banco 60,000 MXN.

Y es que los intereses son el dinero que le regalas a la entidad financiera que te ha otorgado un préstamo o a la cual le debes. Si consideras que salir de deudas es muy complicado, no te preocupes, más abajo te diremos cómo hacerlo para enfocar tu mirada en lo importante, crecer tus ingresos.

app para invertir

Estrategias para comenzar

Además de los principios que rigen nuestro comportamiento y acciones también existen estrategias específicas a seguir. Estas estrategias son métodos que puedes o no aplicar en tu empresa o negocios y que ayudarán a tener un flujo de trabajo más orgánico.

Todo está enfocado en un objetivo, volverse millonario.

Fija objetivos de corto, mediano y largo plazo

Pero primero lo primero, un barco sin rumbo no llega a ningún destino o al menos, no al esperado. Por lo tanto el primer paso que debemos tomar es el de fijar objetivos claros, posibles o plausibles. Es cierto que el futuro es incierto, pero eso no significa que no podamos establecer metas y cumplir sueños.

Los objetivos a corto plazo van a ayudarte a sentar las bases de las actividades a realizar. Por ejemplo, para un negocio un buen objetivo a corto plazo puede ser cubrir la inversión que se realizó para comenzar operaciones, otro puede ser generar una cartera de clientes en los primeros seis meses.

Los objetivos a mediano plazo te permitirán crear una cultura de trabajo y crear una línea de producción para optimizar los resultados. Por ejemplo, convertirse en un referente local del área en la que nos encontremos o conseguir un determinado alcance son maneras de visualizar el potencial que se puede tener en un futuro próximo.

Los objetivos a largo plazo son el ideal de tu negocio o empresa. Es importante tener sueños ambiciosos pero también objetivos. Muchas veces nos resulta fácil decir que queremos convertirnos en la empresa más importante en el país. Eso es un poco vago, mejor pensemos en números: abrir un número de sucursales, alcanzar un número de ventas mensuales, etc.

Crea un plan financiero detallado

Si las finanzas no están en orden va a ser muy complicado convertirse en millonario. Es vital que te asesores con alguien experto en el tema y que te ayude a crear un plan financiero detallado con todos los caminos que vas a tomar con tu dinero. Para que, desde que lleguen los ingresos mensuales, ya sepas qué harás con ellos.

También tener un plan financiero te da una prospección de cuál es el alcance de tu negocio y cuánto deberás invertir para abrir algo. De igual manera esto te permitirá saber si es posible operar sanamente o si no conviene hacerlo porque las ganancias serán pocas. No todos los negocios son igual de rentables y eso lo verás al hacer tu planeación.

Pero lo más importante es que te dará claridad sobre tus gastos y tus inversiones. Los números pueden ser confusos y si no se mantiene un orden es muy fácil tener más gastos o no saber en qué se va el dinero. Y créenos cuando te decimos que es extremadamente fácil ver nuestras cuentas y decir ¿en qué se me fue mi dinero?

Por eso tener un plan financiero sumado a un registro de gastos es esencial. Dinero que entra dinero que tiene una función y gasto que se realiza, gasto que se tiene conocimiento y que no va a perjudicar en mi vida financiera.

Mantén fijos tus gastos

Ahora sí, vamos a ponernos prácticos. Es vital mantener los gastos fijos a un mínimo y no sobrepasarlos. Esta es la mejor manera de crecer financieramente porque nos permite destinar un número específico de gastos sin importar cuánto ganemos. Lo primero que debes hacer es una lista de los gastos obligatorios.

Una vez hecha esa lista, hay que registrar los gastos recurrentes y determinar cuántos de esos gastos son necesarios y cuáles no. Es impresionante cuánto podemos ahorrar cuando dejamos esos gastos recurrentes que no son vitales. Suscripciones, salidas, compras en general, vaya, la lista es grandísima.

Pero por poner un ejemplo, los servicios de streaming son, sin duda, uno de los gastos recurrentes que casi todas las familias tienen. Con el surgimiento de múltiples plataformas de streaming muchos de nosotros nos hemos visto tentados por pagarlas todas. Imagina que puedes ahorrar casi 1000 MXN mensuales si solo te quedas con el servicio que más utilices.

¿Y si aplicamos lo mismo con otros gastos como salidas, compras, etc? Además de ahorrar nos permitirá fijar un número mensual del cual no podemos pasar. Recuerda que para que esto funcione ese número deberá mantenerse sin importar cuánto más estés ganando o ingresando.

Diversifica tus negocios e inversiones

Enfocar todos tus ingresos, inversiones y esfuerzos en un solo negocio o una sola empresa no es la manera más inteligente de operar. Esto lo decimos por una sencilla razón: ¿qué pasa si un día quiebra la empresa o el negocio deja de tener éxito? Todo tu dinero se habrá perdido en un instante y recuperarte será más difícil.

Es indudable que el mercado es inestable y que lo que un principio puede funcionar no garantiza que siempre tenga éxito. ¿Cuántos negocios masivos han quebrado en cuestión de meses? ¿Te suena Blockbuster acaso? Por eso no te confíes y diversifica tus negocios. No te quedes en una sola industria o servicio, explora otros lados.

Lo mismo sucede con las inversiones, no siempre se va a comportar igual una divisa o una acción. Vamos a decir que tienes 100,000 MXN invertidos en acciones de una empresa, si esa empresa quiebra esos 100,000 MXN se han perdido casi por completo. En lugar invierte 20,000 MXN en cinco empresas distintas. Si una quiebra, tienes 80,000 MXN para seguir operando.

Al ser inversiones o negocios trabajando, eventualmente recuperarás lo que podrías perder. El camino a ser millonario te llevará por aprendizajes y por una que otra decepción. Si estás bien diversificado esos golpes serán más fáciles de llevar y sobre todo de superar.

Gasta en crédito e invierte tu liquidez

Una estrategia de muchos millonarios es no ocupar el dinero de tu cuenta para realizar tus gastos, es más, para muchos está estrictamente prohibido ocupar sus tarjetas de débito. Por el contrario, utilizan tarjetas de crédito para tener liquidez y vivir. ¿Te suena raro? Al contrario, es una idea millonaria.

Primero que nada por seguridad, si llegan a clonar tu tarjeta de débito y logran vaciar tu dinero el banco no se hará responsable de esa pérdida, al final es dinero que tú tenías guardado. Sin embargo un crédito, de entrada, no es dinero tuyo, es un financiamiento del banco que después liquidas tú y sobre todo, está asegurado por los bancos.

Así que si te clonan la tarjeta de crédito, no tienes que preocuparte, con llamar al banco, reportar lo sucedido y solicitar una investigación el problema está resuelto y tu dinero está a salvo. Por eso, compras como comida en el supermercado, suscripciones, pagos de colegiatura, todo lo que puedas, hazlo con tarjeta de crédito.

Solo recuerda que esos gastos debes de cubrirlos al 100% con el dinero que se encuentre en tu cuenta. Al final se trata de utilizar el crédito como un financiamiento, que además, te otorga beneficios como puntos y otras amenidades. Si lo haces de manera correcta y responsable, operar con créditos es la mejor decisión posible.

¿Sabías qué?

¿Sabías qué Estados Unidos es el país que más multimillonarios tiene en todo el mundo? Según Forbes, 735 estadounidenses son parte de este selecto grupo, seguido de 607 de China, 166 de India, 134 de Alemania y 83 de Rusia. El número total de multimillonarios es de 1981 y el 71% de ellos construyeron o establecieron su propia fortuna. Entre esas personas se encuentran:

  • Elon Musk con 219 mil millones de dólares. (EU -Tesla)
  • En segundo lugar Jeff Bezos con 171 mil millones de dólares. (EU – Amazon)
  • Bernard Arnault se lleva el tercer lugar con 158 mil millones de dólares. (FRA – LVMH)
  • En cuarto Bill Gates con 129 mil millones de dólares. (US – Microsoft)

En el caso de México el primer lugar se lo lleva Carlos Slim que tiene un patrimonio cercano a los 81 mil millones de dólares y en segundo lugar Germán Larrea Mota con un patrimonio neto cercano a los 31 mil millones de dólares.

Ejemplos de millonarios

Elon MuskEstados UnidosTesla, SpaceX219 mil millones de dólares
Jeff BezosEstados UnidosAmazon171 mil millones de dólares
Bernard ArnaultFranciaLVMH158 mil millones de dólares
Bill GatesEstados UnidosMicrosoft129 mil millones de dólares
Warren BuffettEstados UnidosBerkshire Hathaway118 mil millones de dólares
Larry PageEstados UnidosGoogle111 mil millones de dólares
Serguéi BrinEstados UnidosGoogle107 mil millones de dólares
Larry EllisonEstados UnidosOracle106 mil millones de dólares
Steve BallmerEstados UnidosMicrosoft91 mil millones de dólares
Mukesh AmbaniIndiaDiversificada90 mil millones de dólares
Fuente: Forbes

¿Cómo convertirse en millonario en México?

En el caso mexicano convertirse en millonario dependerá de qué tan bien puedas establecer tus empresas y negocios. México es un país que primordialmente opera en el sector de la producción y manufactura. De esta manera, si tienes una empresa de esta naturaleza es muy probable que puedas crecer.

De igual forma México es un país que poco a poco está entrando al sector de los servicios y está mostrando mucho potencial en el área. Así que tomar esta ruta es una gran oportunidad para establecer tu negocio o empresa.

Sin embargo México también es un país con un alto porcentaje de habitantes con deuda. Según El Financiero la mitad de los hogares en el país están en algún tipo de deuda. 

Por eso en Digitt nos enfocamos en refinanciar tu deuda para que puedas pagar menos intereses y crecer de la manera que necesitas. El sueño de convertirse en millonario comienza liberando las deudas que tengas. Si quieres saber más información consulta nuestra página oficial.

Eso ha sido todo por esta ocasión, si te gustó el artículo no dudes en compartirlo con alguien, nosotros nos despedimos por el momento no sin antes invitarte a que nos sigas leyendo. ¡Hasta la próxima!