Hay dos situaciones en las que tus queridas tarjetas de crédito y débito puedan desaparecer. O te las roban o las pierdes. Al ser reciente víctima de la primera instancia, decidí hacer este artículo para que puedas estar preparado.

En cuanto te des cuenta que probablemente no vas a volver a encontrar tu tarjeta de crédito, es de suma importancia que no te quedes sin tomar acción.

Si la perdiste, no tienes idea de quién se la vaya encontrar. Si te la robaron, bueno… ya sabes que su nuevo dueño no tiene buenas intenciones.

Ya tuviste suficiente malas noticias con el robo. No querrás que adicionalmente te despojen de tu crédito o dinero ahorrado. Por esto te comparto esta lista de pasos que tomar por si llegas a encontrarte en esta desafortunada situación.

Bloquea tu tarjeta

Es importantísimo que no permitas que alguien utilice tu tarjeta. Para hacer esto, tienes dos opciones.

Márcale a tu banco

Inmediatamente échale una llamada a tu banco reportando el robo o extravío de tu tarjeta. No espero que recuerdes el número de atención a cliente de tu banco. Por eso, tendrás que revisar en internet con tu celular.

Si también te robaron o perdiste tu celular, te recomiendo que pidas un teléfono prestado lo antes posible.

Usa la app de tu banco

Ahora muchos bancos cuentan con su banca o app digital. Ahí mismo puedes congelar o suspender tarjetas con un solo clic. Generalmente, esta funcionalidad solo la incluyen los bancos más innovadores. Esta opción es la más recomendable si aún crees que puedes encontrar tu tarjeta.

En caso de robo de tu cartera

En caso que te hayan robado la tarjeta, es crucial que canceles la tarjeta lo antes posible. Sin embargo, marcarle a la policía y levantar un reporte es de igual importancia.

Al levantar un reporte, obtienes pruebas legales de que no fuiste tú el que hizo posibles cargos no reconocidos. Así estarás protegido de robos adicionales.

Consejo adicional: si en el robo también se llevaron tu identificación oficial, ten cuidado. Dado que es más fácil que nunca sacar préstamos en línea, existe una posibilidad que un ladrón intente sacar un crédito a tu nombre con tu INE.

Al levantar el reporte a la policía, estarás protegido. En caso que sí saquen un crédito a tu nombre, podrás disputarlo ante el buró de crédito.

Ten tu información a la mano o en la mente

Al ponerte en contacto con tu banco, tendrás que saber cierta información para poder verificar tu identidad. Los datos que me pidieron a mi para poder bloquear mi tarjeta fueron:

  • Nombre completo
  • Dirección registrada
  • Fecha de nacimiento

En algunas instancias te pudieran pedir tu RFC, CURP o hasta el teléfono registrado.

Al bloquear tu tarjeta, tu banco te preguntará sobre cargos recientes. Así juntos revisarán si ya usaron o no tu tarjeta en alguna transacción sospechosa.

En esa misma llamada podrás solicitar la reposición de tu plástico de tarjeta. Dependiendo del banco, esta te pudiera llegar entre 3 y 10 días hábiles.

Consejo clave: recuerda actualizar la tarjeta de pago de tus domiciliaciones de suscripciones o créditos.

Yo cometí este error y eventualmente me quedé sin línea en Telcel. Esto porque mi pago domiciliado esperaba hacer el cargo a mi tarjeta robada y nunca pasó el cobro.

Revisa tu estado de cuenta constantemente

Revisa tu estado de cuenta y tu lista de movimientos durante los siguientes días de extraviar tu tarjeta de crédito.

Si ves cargos no reconocidos o sospechosos, márcale a tu banco para aclarar la situación. Al ya estar enterados, no tendrás que preocuparte que te cobren por tal cargo.

Medidas de prevención adicionales en caso de robo o pérdida

Hay docenas de maneras de extraviar tus tarjetas de crédito o débito. Por ello, hay que estar aún más alertas con estos consejos adicionales.

  • No lleves todas tus tarjetas a todas partes. Quizá tu tarjeta de débito no la debas mantener contigo en todo momento.
  • Guarda tus tarjetas en un lugar seguro. No en tu bolsillo o solamente meterla suelta en tu bolsa.
  • No olvides tarjetas guardadas ni en donde las escondiste.
  • Mantén tus documentos bancarios sensibles en un lugar seguro. Asegúrate que incluyan datos como tu número de cuenta, número de tarjeta, fechas de expiración, direcciones y teléfonos. Así estarás listo para reportar una tarjeta perdida rápidamente.
  • Asegúrate que tu banco te mande notificaciones por cada movimiento que hagas con tus tarjetas.
  • No compartas datos sensibles a través del teléfono al menos que tú hayas hecho la llamada al número oficial del banco.

Con estas medidas de seguridad, podrás estar preparado para los peores de los casos.