La deuda mala no solo te está haciendo daño hoy, si no que también te estará haciendo daño al largo plazo. Solamente que aún no te has dado cuenta. Hoy queremos que veas cómo la deuda mala nos afecta a todos y cómo darnos cuenta que la tenemos.

¿Entonces no toda la deuda es mala? Así es. Claro, nunca tener deuda es mejor, sin embargo la deuda puesta a buen uso tiene sus beneficios. De cualquier manera es muy importante que sepamos distinguir entre las dos.

Al final del artículo mencionaremos algunas opciones de c´ómo podrás eliminar tu deuda mala de una vez por todas.

Las diferencias entre la deuda mala y la deuda buena

Ambos tipos de deuda se refieren a dinero que pediste prestado. Generalmente vienen de alguna institución financiera, pero también pudiste haber pedido prestado de alguna persona. Ahora está en tus manos pagar esa deuda.

Ejemplos de deuda mala

La deuda mala, aún cuando se obtenga con las mejores intenciones, es aquella que se usa para adquirir un activo que se deprecia. ¿Qué significa esto? Es comprar algo que vaya perdiendo valor con el tiempo.

Esta generalmente viene acompañada de tasas de interés muy altas, plazos de pagos poco amigables, y muy poca transparencia. Piensa deuda de tarjeta de crédito.

Ejemplos de deuda buena

En el otro lado del rincón tenemos a la deuda buena. Una hipoteca es una ejemplo de una deuda buena. Esto no es solo porque las tasas de las hipotecas son relativamente bajas, o porque tienen plazos muy largos para que tus pagos mensuales no sean enormes. La razón principal por la que una hipoteca es una deuda buena es porque cuando acabes de pagarla, tendrás en tus manos un activo muy valioso que también habrá subido de valor con el tiempo.

Además, es un activo en el que puedes vivir y con el que puedes generar un patrimonio que luego podrás heredar.

Sin embargo, dejar de pagar deuda buena muy fácilmente puede convertirla en deuda mala. Es importante recordar que dejar de pagar tus créditos va a causar daño a tu puntaje crediticio.

calculadora digitt calcular intereses

3 formas en las que la deuda mala está dañando tus finanzas personales

Obtener un préstamo o crédito, desafortunadamente, suele ser por necesidad más que por gusto. Lo peor, es que estas deudas de emergencia suelen ser deuda mala. Pero aún peor, es que esta deuda mala puede impactar profundamente a nuestros planes financieros de vida de las siguientes maneras:

1. Estás pagando más intereses

Como habíamos mencionado, la deuda mala suele venir incluida con tasas de intereses muy altas. Por lo mismo, estamos de acuerdo que entre más tiempo carguemos con esta deuda, más terminaremos pagando intereses. Aquí un regla sencilla de finanzas personales:

Cualquier pago de intereses que provengan de deuda mala, es dinero gastado.

Y estamos de acuerdo. Pagar intereses de deuda buena tampoco es algo que queramos hacer, pero se justifica ya que a largo plazo nos hará un bien.

2. Te estás perdiendo de oportunidades de inversión y ahorro

¿Has escuchado la frase “es más fácil hacer dinero cuando ya lo tienes”? Pues va a estar muy difícil generar más dinero si todo se te va en pagos de intereses. Por esto recomendamos que tengas un fondo de ahorro para poder pagar esas deudas inesperadas y así evitarte tantos pagos en intereses.

Dinero que se va a pagos de intereses, es dinero que no te genera intereses de ganancias para ti. Veamos un ejemplo:

  • Terminaste pagando $10,000 pesos en puros intereses de tu tarjeta de crédito en el lapso de un año. Pero si hubieras pagado tu deuda antes con un fondo de ahorro para emergencias, quizá te hubieras ahorrado una buena cantidad.
  • Al tener $10,000 libres para invertir, los ingresas en un fondo que te otorga 9% de retorno anual.
  • Dejas esa inversión ahí 10 años. Si, es mucho tiempo, pero por otra parte ya le hubieras regalado ese dinero al banco.
  • Al finalizar ese plazo, tendrías $23,673.64 pesos.

3. Limitar tus ingresos puede causarte más deudas a futuro

Entre más deuda tengas, más destinas de tus ingresos a pagar intereses de esas deudas. Eso es obvio. Pero por lo mismo, también se vuelve más complicado pagar deudas en caso de que te surja un inconveniente.

Por ejemplo, se te descompone el carro y ahora te cuesta $15,000 repararlo. Son $15,000 que no tenías contemplados. Quizá tengas que dejar de pagar alguna deuda. Si dejas de pagarla, tu puntaje crediticio bajará. Ahora cuando necesites un nuevo crédito, la institución prestamista te dará una tasa aún más alta porque te ven más riesgoso como cliente.

Básicamente es una cascada de malas noticias. Lo difícil es escapar de este ciclo, y afortunadamente existe una manera de hacerlo.

¿Cómo le hago para eliminar deuda mala?

Digitt fue creada para sacar a la gente de este terrible ciclo de intereses altos. Digitt es una herramienta que miles de mexicanos ya han utilizado para liquidar sus deudas de tarjeta de crédito. (Si, esta es deuda mala).

Digitt le ofrece a sus usuarios tasas más bajas en un crédito transparente a plazos fijos. Puedes hasta juntar varias deudas de tarjeta en un solo crédito. No solo eso, pero puedes hasta configurar que tus pagos se hagan automáticamente para que nunca te pierdas de hacer un pago.