Quiero empezar respondiendo que ¡sí! Tal vez, ya has oído hablar del historial crediticio y cómo se construye tu calificación en Buró de Crédito. 

Sin embargo, hagamos un repaso…

Tu historial crediticio son todas las operaciones crediticias que has realizado, contiene información de los productos financieros que tienes a tu nombre y lo responsable que has sido con sus pagos. Toda esta información se ve reflejada en tu reporte de Buró de Crédito, con el cual las instituciones financieras analizan cómo estás administrando tus deudas y deciden si te otorgan o no un nuevo crédito al que quieras acceder. Si quieres conocer tu historial crediticio, puedes consultar este video tutorial o descargar una app como la de qiip.

¿Una tarjeta de crédito te ayuda a crear historial? 

Sí, si aún no has empezado a construir tu historial o tienes una calificación baja, contratar una tarjeta de crédito puede ser una buena opción. Sin embargo, debes tener en cuenta que el monto del crédito que te aceptarán no será muy alto, pues este también depende de tu historial. Ahora, muchas instituciones financieras te ofrecen tarjetas de crédito pensadas justamente para personas que están comenzando su vida crediticia. 

La recomendación que te puedo dar en este caso es solicitar una tarjeta departamental, ya que te las aprueban más sencillo y tienen un crédito bajo.

¿Y si ya tienes una tarjeta de crédito? 

Procura no cancelar tu tarjeta de crédito para ir acumulando antigüedad con tu banco y sumarle puntos a tu calificación crediticia, pues las instituciones financieras valoran que seas un cliente permanente. No tienes que usarla constantemente, solo mantenla activa durante el tiempo que más puedas. 

Independientemente de si eres nuevo en el mundo de las tarjetas de crédito o si ya tienes algunas, es muy importante darles una buena administración para no terminar sobre-endeudado y sin capacidad de cumplir con sus pagos. Así que, te comparto los siguientes puntos: 

1. No hay necesidad de tener más de dos tarjetas: 

Puedes tener una de crédito para cubrir gastos grandes o costosos y decidir pagarla por partes o de manera total cada mes. Además, la puedes complementar con una de servicios que, sí o sí, tienes que pagar de forma total cada mes; pues es una forma que tienen los bancos de asegurar que se seas puntual. Con esta tarjeta puedes cubrir los gastos fijos en el mes de agua y luz, o las compras en super, por ejemplo.

2. Paga desde el momento en el que corta la tarjeta: 

No esperes hasta el último día de pago. Normalmente, este suele ser entre 10 y 20 días después de la fecha de corte de tu tarjeta y si olvidas hacerlo en el día límite, por ejemplo, puedes afectar negativamente tu Buró de Crédito. 

Si tienes dos tarjetas de crédito, procura que tengan fechas de corte cursadas, o sea, en días diferentes para que no se te junten en un mismo pago. 

3. Evalúa todas tus opciones

Antes de aceptar una tarjeta de crédito, analiza diferentes ofertas y compara sus condiciones. Ten en cuenta:

  • Las tasas de interés que manejan. 
  • Si te cobran anualidad. 
  • Los beneficios adicionales a los que puedes acceder con: promociones, descuentos especiales, seguros y demás. 

4. Complementa con otros créditos 

Si está dentro de tu capacidad de pago, puedes combinar diferentes créditos y complementar el que tienes con tu tarjeta con un crédito de nómina, por ejemplo. Esto te ayudará a expandir los productos financieros a tu nombre. Sin embargo, recuerda tener en cuenta que sí te alcance para pagarlos. 

Ahora, ¿qué puedes hacer si tu historial ya se vio afectado negativamente por el manejo de tu tarjeta de crédito?

  1. Lo más importante es que seas consiente de tus gastos: analiza qué fue lo que te hizo empezar a incumplir con tus pagos: ¿Realizaste compras a muchos meses? ¿Fuiste compulsivo al momento de gastar? 
  2. Empieza a pagar cuanto antes: haz un ajuste de tus gastos y empieza a liquidar tus deudas. Si tienes varias tarjetas de crédito, comienza a pagar la de mayor deuda, pero sin descuidar los pagos mínimos de las otras.
  3. Deja de utilizar por un tiempo tu tarjeta de crédito, no aumentes su deuda si no tienes dinero suficiente para pagarla. 

Definitivamente, la mejor opción y el mejor consejo (aunque parezca obvio) que te puedo dar para mantener un buen historial crediticio con el manejo de tu tarjeta de crédito es que seas un pagador responsable. Espero que te hayan servido estas recomendaciones. 

Soy Moni García y estoy para acompañarte en todas tus dudas financieras, si interesa saber más sobre otros temas sobre dinero, no olvides suscribirte a mi canal de YouTube y seguirme en Instagram como @lacoachqiip.