Sin importar si tu tarjeta es Santander, Banorte, BBVA o Citibanamex, la necesidad es la misma: Pagar más rápido tu tarjeta de crédito

Manejar una tarjeta de crédito puede ser retador, más cuando no planeamos nuestras compras o cuando la utilizamos como fondo de emergencia. Es aquí donde la deuda crece y nuestra capacidad de pagarla disminuye cada día por los altos intereses que manejan los bancos.

¡Pero todo tiene solución!

La clave principal es no dejar que una deuda perjudique tu historial crediticio. Pase lo que pase, no dejes de pagar, aunque sean pagos mínimos. Aquí te damos buenos tips para agilizar el pago de tus tarjetas:

Un paso a la vez

Es muy probable que manejes varias tarjetas de crédito o tengas deudas combinadas, nuestro primer tip es que te enfoques en una deuda deuda sin dejar de pagar el resto.

Te explicamos:
Si tienes deudas de varias tarjetas de crédito, enfócate en de liquidar la que tiene una tasa de interés más alta, sin dejar de pagar el resto de las demás, aunque sea el mínimo. Esto te ayudará a ir eliminando “fugas” de intereses que son las que se encargan de hacerte más pesado el proceso.

Paga más del mínimo

¿Sabes cuánto es el monto mínimo mensual que debes de pagar a tu tarjeta? Si lo sabes y además lo estás pagando, es muy probable que tu deuda esté presente por muchos más. ¡No lo permitas!
Sabemos que implica mucho más esfuerzo, pero confía en nosotros: mientras más pagues a tu tarjeta, menos intereses pagarás y saldrás de tu deuda en un tiempo mucho menor.

Consolida tus deudas

Si tienes varias tarjetas de crédito con distinta tasa de interés, es una buena idea consolidarlas en una sola deuda. Existen bancos que te ofrecen este servicio, pero debes de tomar en cuenta su tasa de interés y analizar si es el paso correcto.

También existen plataformas digitales, como Digitt, que te ofrece consolidar tus deudas de tarjeta de crédito con una tasa mucho menor a la de los bancos, puedes ahorrarte hasta el 70% en intereses.

Organiza tu presupuesto

Clasifica tus gastos y tus ingresos, incluye en tus gastos fijos el pago de tu tarjeta de crédito (recuerda, contempla más del mínimo) en conjunto con el resto de tus gastos.

Evita realizar compras innecesarias y si hay una compra que puede esperar, mejor ahorra para evitar acudir al crédito para realizarla.