Con el cierre de año a tan sólo 4 semanas, es momento de poner nuestros objetivos y finanzas en orden. Eso incluye saber cómo aprovechar el aguinaldo u otros bonos e ingresos extra que recibimos en diciembre.

Asegúrate de recibir tus prestaciones

Para poder aprovechar tus ingresos de fin de año al máximo es importante que tengas claro cuándo y cuánto es lo que vas a recibir. Entre los dos ingresos principales identificamos los bonos y el aguinaldo.

Bonos e incentivos

Sin importar si eres freelancer o godín, desde el inicio de tu relación laboral se debió establecer si contarías con bonos o algún otro tipo de incentivos de fin de año. En caso de ser así asegúrate de revisar los términos de la oferta para tener en cuenta lo que recibirás e incluirlo en tu planeación de gasto, ahorro e inversión.

Aguinaldo

A diferencia de los bonos e incentivos, esta prestación no es opcional. se trata de un derecho irrevocable que como trabajador debes reclamar.

¿Quienes tienen derecho a recibir aguinaldo?

En México el aguinaldo es un derecho que tienen todas las personas que trabajan como asalariados o subordinados a un patrón. ¿Quiere decir que sólo aplica a Godínez? No necesariamente, ya que de acuerdo con la Profedet:

“Siempre que exista una relación laboral de subordinación comprobable la o el patrón debe cubrir determinada cuota a la o el trabajador.”

Es decir que incluso si estás trabajando sin contrato o como freelancer, mientras tengas documentos que comprueben tu relación laboral, eventual o constante, existe la posibilidad de que recibas tu aguinaldo.

¿Cuántos son los días de aguinaldo por ley?

Si eres colaborador de una empresa privada, tienes derecho a recibir como mínimo el equivalente a 15 días de tu salario neto y debes recibirlo antes del 20 de diciembre. Sin embargo, dependiendo de tu empleador puede que la base para calcular aguinaldo sea mayor.

Ahora, si eres empleado de una institución gubernamental, te toca el equivalente a 40 días de salario neto y se te debe pagar al menos una porción antes del día 15 de diciembre y el resto antes de que termine el mes de enero del año siguiente. 

¿Cómo se calcula el aguinaldo?

Si eres trabajador con sueldo fijo con más de un año en la empresa sólo debes seguir los puntos 1 y 2.

Si aún no cumples el año colaborando en la empresa, sigue hasta el punto 3 y 4.

¿Ganas por sueldo variable o comisiones?

Si el salario que recibes es variable, en vez de tomar tu sueldo neto como base, debes primero calcular el ingreso promedio diario obtenido en los últimos 30 días efectivamente trabajados.

Si trabajas bajo un esquema de comisiones, la base para obtener el sueldo diario del aguinaldo se calcula tomando en cuenta el promedio de los ingresos percibidos en el último año de trabajo.

¿Pediste incapacidad por maternidad o accidente?

No te preocupes, en ambos casos, el periodo de incapacidad se debe contar como días trabajados dentro del cálculo del aguinaldo.

¡Aprovecha tu aguinaldo!

Ahora que tienes una idea más clara de cuándo y cuántos ingresos adicionales recibirás este fin de año es momento de planear y destinarlo a distintas categorías. Recuerda que lo mejor que puedes hacer por ti y tu bienestar es usarlo para iniciar el año con la mayor estabilidad financiera posible.

Por eso, te recomendamos dar prioridad a lo siguiente:

  1. Liquida o reduce tus deudas

Lo único que debes tener en rojo esta temporada son tus decoraciones navideñas, no tus números. Si tienes la oportunidad de usar al menos una parte de tu aguinaldo para liquidar tu deuda y empezar fresco el 2021, o adelantar un porcentaje para reducir los intereses y el plazo de tus créditos o préstamos, ¡adelante!

  1. Prepárate para la cuesta de enero

El 84% de los mexicanos considera tener dificultades financieras en enero” y “[…] sólo el 11.5% acostumbra a prepararse para la cuesta de enero.” – CONDUSEF, 2018

Entre pagos como el predial o tenencia del auto, las colegiaturas y el saldo en la tarjeta de crédito por compras navideñas, la cuesta de enero tiene el potencial de desbalancear tus finanzas y marcar la diferencia entre un inicio de año saludable o lleno de estrés.

Procura anticiparte a todos esos gastos y aprovecha tus ingresos adicionales para solventarlos.

  1. Protege tu fondo de emergencia

Si hubo una buena lección con la que nos despedimos de este 2020, es que no debemos desestimar nuestro fondo de emergencia. Si a estas alturas no has construido el tuyo, entonces tu aguinaldo puede ser esa oportunidad que estabas esperando. Evita posponer este compromiso contigo mismo ya que, en realidad no sabemos lo que nos espera este año y lo mejor es estar preparados.

  1. Fortalece tu ahorro

¡Nuestro ahorro es una de las mejores herramientas contra la deuda! Cuando trazamos nuestras metas con anticipación, es menos probable que tengamos la necesidad de solicitar un préstamo o crédito para cubrir nuestros gustos y necesidades. Tómate al menos 15 minutos de tu día para preguntarte sobre tus metas de vida a corto, mediano y largo plazo. Revisa cómo es que estas dependen de tus ingresos y establece categorías de ahorro para cada una de ellas. Puede que tus bonos o aguinaldo te permitan avanzar más rápido en esas metas.

  1. Empieza a invertir

Busca instrumentos financieros, apps, o asesoría para diversificar tus ingresos invirtiendo. Pon en perspectiva esas mismas metas del punto anterior junto con tu situación financiera actual y  pregúntate cómo te gustaría cerrar el próximo año, ¿aprendiendo cómo invertir?¿con los rendimientos de tus primeras inversiones?