Ahora sí no hay excusas, Hacienda ofreció extender el plazo para presentar tu declaración anual. Eso significa, que si por alguna razón no alcanzaste a hacerla en abril, aún estás a tiempo. Así que aquí te van algunos puntos esenciales a tomar en cuenta sobre la declaración anual.

¿Cuál es la nueva fecha límite para presentar la declaración anual?

Como respuesta a la crisis actual, el SAT extendió el plazo para que la spersonas físicas presenten su declaración anual, estableciendo el 30 de junio de 2020 como fecha límite. Sin embargo, aún con ésta extensión, no es nada recomendable esperar al último momento.

¿Por qué? Siempre existe la posibilidad de que ocurra algún error y tengas que presentar una declaración complementaria (ya sea por obligación no presentada o corrección de impuestos, etc). Toma en cuenta que para actualizar este tipo de correcciones se necesitan en promedio 48 horas. Así que cuanto antes la presentes mejor.

¿A qué periodo corresponde la declaración anual?

Debes presentar la información que corresponde al ejercicio 2019, es decir del 1º de enero al 31 de diciembre de 2019.*

*Sin embargo, también puedes presentar la declaración de 2018 en caso de que, por alguna circunstancia particular, tuvieras que hacerlo.  

¿Quiénes están obligados a presentar su declaración anual?

Debes presentar tu declaración anual si obtienes ingresos bajo los siguientes casos:

·         Por salarios. Ponemos este régimen al inicio de la lista ya que muchas personas se podrían ir con la idea de que al recibir ingresos como empleado (por salarios) no es necesario que presenten su declaración. Sin embargo, hay algunos casos en los que, incluso siendo exclusivamente empleado durante 2019, estás obligado a realizar la declaración:

o   Si tu salario superó los 400,000 pesos anuales

o   Si trabajaste para una sola empresa (patrón) pero dejaste de prestar servicios antes del 31 de diciembre.

o   Si recibiste ingresos adicionales y distintos a sueldos y salarios.

o   Si trabajaste para dos o más empresas (patrones) durante el año. Ojo aquí si tu nómina la maneja un tercero, como lo es el caso del modelo de outsourcing, tendrías que declarar aún si a lo largo del año trabajaste en la misma empresa pero hubo un cambio en quien paga tu nómina.

o   Si trabajaste para una empresa en el extranjero o para personas no obligadas a retener tus impuestos (es decir que te hagan entregado tu salario bruto).

o   Si recibiste ingresos por indemnización o jubilación.

·         Por Servicios Profesionales. Si recibiste ingresos por tu cuenta emitiendo comprobantes de honorarios

·         Por actividad empresarial. Si realizaste actividades comerciales, industriales, de autotransporte, agrícolas, ganaderas, de pesca o silvícolas bajo éste régimen.

·         Por arrendamiento. Si recibiste ingresos por renta de bienes.

·         Por intereses. Si recibiste ingresos por intereses generados a raíz de inversiones o préstamos que hayas realizado.

·          Por dividendos. Si recibiste ingresos por ser socio o accionista de una empresa.

·         Por enajenación o adquisición de bienes. Si recibiste ingresos por la venta de algún bien.

·         Régimen de Incorporación Fiscal: Sólo si optaste por presentar tus pagos bimestrales aplicando coeficiente de utilidad

¿Cómo presento mi declaración anual?

1.    Entra al portal del SAT y asegúrate de que el apartado superior diga  “Personas”.

2.    Busca en el menú la sección que de Declaraciones y selecciona la opción que dice “Presenta tu declaración anual de personas físicas 2019”.

3.    Serás redirigido al sitio de autenticación donde debes ingresar tu RFC y contraseña o, si lo prefieres, acceder con tu E.firma.

4.    Una vez dentro de la aplicación ve a “Presentar declaración”

5.    De forma automática te aparecerá el año a declarar así como el tipo de declaración y el tipo de ingresos a declarar detectados por el sistema. Sin embargo puedes modificar estos campos según sea el caso.

6.    Si la información es correcta da clic en “Siguiente” para pasar a tu declaración.

7.    La aplicación hará un “pre llenado” de tus ingresos, gastos y deducciones en tu declaración a partir de la información registrada en la base de datos del SAT a lo largo del año que estás declarando.

8.    Le das clic en “OK” y encontrarás los campos correspondientes al tipo de ingresos a declarar así como la sección de deducciones personales y de determinación (resultado de la declaración).

9.    Revisa cada campo, asegúrate de que la información sea correcta y llena la información pendiente. Para esto es importante que tengas a la mano las constancias, facturas, recibos, bitácoras o cualquier tipo de documento que necesites revisar en caso de que haya algún error.

* Una sugerencia ofrecida por el SAT es que des clic en “Guardar” conforme vayas haciendo cambios para prevenir que pierdas tu información.

10.  Una vez que hayas revisado y completado toda tu información, pasa a la sección de Determinación donde podrás ver si:

a.    por tus deducciones tienes saldo a favor

b.    tienes impuestos por pagar

(Más abajo te explicamos qué hacer en estos casos)

11.  Antes de terminar da clic en “Revisar” para encontrar una previsualización de tu declaración.

12.  Por último, si todo está en orden, da clic en “Enviar”

¡Listo habrás terminado tu declaración anual!

Ahora, ésta es una explicación general ya que cada caso es diferente. Afortunadamente el SAT ha desarrollado materiales y tutoriales para distintos casos:

·         Tutorial: Declaración Anual 2019 para personas físicas con ingresos por servicios profesionales

·         Tutorial: Declaración Anual 2019 para personas físicas con ingresos por arrendamiento

·         Tutorial: Declaración Anual 2019 para personas físicas de sueldos y salarios

·         Tutorial: Declaración Anual 2019 para personas físicas con ingresos por dos patrones

·         Tutorial: Declaración Anual 2019 para personas físicas de sueldos y salarios e intereses

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las categorías de las deducciones personales?

Las deducciones aplicables para las personas físicas incluyen:

Puedes conocer el detalle de qué entra en cada categoría dando click aquí.

Es importante que sepas que la aplicación también te mostrará una categoría adicional llamada “Sin clasificación”. En caso de que te aparezcan gastos en ésta categoría, debes abrirla para revisar esos gastos deducibles que por algún motivo no se clasificaron de forma automática y enviarlas a la categoría correcta.

Recuerda que hay  un monto deducible máximo y éste se calculará de forma automática en la misma aplicación.

¿Qué hago en caso de tener saldo a favor?

Si en el resultado de tu declaración resulta que tienes un ISR a favor, debes elegir qué quieres hacer con él:

  • Compensación: Cuando dejas este saldo a favor para que en futuras declaraciones donde puedas tener impuestos por pagar se tome de éste saldo resta.
  • Devolución: Cuando solicitas que se te deposite ese saldo a favor.

Si eliges la opción de “Devolución” se te mostrará una o varias CLABES interbancarias de cuentas bancarias que hayas cargado previamente en el sistema que es donde se te depositará el saldo a favor. Seleccionas la correcta y confirmas que eres el titular de la cuenta.

¡Ojo! En este paso puede que necesites tu E.firma si:

·         El saldo a favor es superior a 10,000 pesos

·         Necesitas ingresar por primera vez tu cuenta bancaria

De otra manera más adelante debes solicitar tu devolución por medio de otro proceso en el mismo portal del SAT.

¿Qué hago si me aparece que tengo impuestos a pagar?

En caso de tener impuesto a pagar te parecerá otra sección que diga “Pago” donde establecerás si quieres pagar el saldo pendiente en una sola exhibición o en  parcialidades. De cualquier manera es importante que descargues y guardes el o los PDF donde se te muestre la línea de captura para hacer el pago.

¿En qué otra información debo presentar?

En la última sección de tu declaración, que aparece como “Datos informativos”, tendrás que completar información sobre ingresos que no generan impuestos como préstamos, herencias, premios y/o donativos que hayas recibido en 2019.

En éste punto, sólo estás obligado a presentar esta información si uno o el conjunto de éste tipo de ingresos se excedan de 600 mil pesos.

Para situaciones especiales

Si necesitas información más puntual o te encuentras en una situación especial, como qué hacer en caso de que no recibas tu devolución, puedes consultar el Micrositio del SAT donde se reúnen materiales adicionales y preguntas frecuentes que puedes revisar en cualquier momento.

Así que ¿estás listo para presentar tu declaración anual?