Para muchos de nosotros, tener una mascota es llenar nuestras vidas de buenos momentos y la mejor compañía. Pero no sólo se trata de convivir con nuestras mascotas cuando regresamos del trabajo,  sino de hacernos responsables de su cuidado. Lo que significa que hay que aprender a manejar sus gastos en nuestra planeación financiera.

Todo se traduce en hábitos

Ya sea que formes parte del 22%  de los dueños que consideran a sus mascotas como sus hijos o que las veas como un miembro más de la familia, debes tener muy claro lo que implica el cuidado de tus mascotas tanto para tu tiempo como para tu cartera. Pues, tan sólo en México se reporta que los hogares con “perrhijos” llegan a gastar hasta 2,500 pesos mensuales (sino es que más). 

Recuerda que tus hábitos deciden sobre tu dinero. Esto quiere decir que si logras mantener hábitos que favorezcan el bienestar de tu mascota tendrás mejores resultados en tus finanzas.

Consejos para tener una mascota sin descuidar tus finanzas

1.   Adopta en vez de comprar

Si eres una persona que va en camino a convertirse en dueño una excelente opción es adoptar, aún cuando no todos los procesos de adopción sean gratuitos (en algunos refugios es necesario aportar un monto mínimo para cooperar).

De cualquier manera, además de ahorrarte el costo promedio de un cachorro o gatito a la venta, le estarás dando hogar a un animal que en verdad lo necesita.

 2.   Entrena a tu mascota

Llevar a tu mascota a clases de entrenamiento es una inversión para prevenir gastos inesperados. De esta manera no sólo evitas el costo de las travesuras de tu perro o gato en casa, sino que también evitas que sufra algún accidente.

Si pagar las clases de entrenamiento se salen de tu presupuesto, no pasa nada. Existen muchos recursos en internet como videos o artículos que te ayudarán a entrenar a tu mascota. Así que no dejes de intentarlo.

3.   Compra comida al mayoreo

Comprar el alimento de tus mascotas es uno de los gastos más obvios pero no tiene por qué ser uno de los más pesados. Una buena idea para ahorrar es comprar al mayoreo una vez al mes o cada dos meses en vez de comprar el kilo de croquetas cada vez que se acaba.

 Si además de eso te pones a comparar precios entre marcas de alimentos y complementas su alimentación con recetas caseras, notarás la diferencia en tu presupuesto.

4.   Dedica un tiempo a su aseo

Cuando bañas a tu mascota en casa no sólo cuidas de su higiene sino que creas otro espacio para pasar tiempo juntos. Algunos dueños consideran difícil bañar a sus mascotas porque “no se portan bien” y prefieren llevarlos a una estética de mascotas pero de ahí la importancia del punto #2.  

via GIPHY

Recuerda bañarlos con productos que no sean agresivos y, de preferencia, que sean naturales. Para eso puedes visitar bazares donde venden productos orgánicos para mascotas que rinden mucho más y no cuentan con químicos dañinos. 

Tampoco olvides de cepillar sus dientes con frecuencia para prevenir futuras enfermedades.

5.   Llévalo con el veterinario

 Las visitas con el veterinario son otra parte clave para evitar enfermedades. Se recomienda llevar a tu mascota por lo menos 2 veces al año para una revisión de rutina que incluya sus vacunas o una posible desparasitación.

Tristemente, hay quienes prefieren “ahorrar” en estas visitas hasta que no ven consecuencias mayores para sus finanzas y, más importante aún, para la salud de sus mascotas. Así que la mejor solución es siempre contemplar el cuidado rutinario de tu mascota en el presupuesto.

 6.   Aprovecha las campañas de esterilización

Aún si no eres pro-adopción, lo más seguro es que no busques dedicarte a la cría de perros o gatos. Así que lo ideal es que esterilices a tu mascota para evitar una sorpresa.

 Puedes llevar a tu mascota con tu veterinario o aprovechar las campañas de esterilización gratuita, pero lo más importante es que te informes sobre el tema para tomar la mejor decisión para tu mascota. 

7.   Llévalo a hacer ejercicio

via GIPHY

El ejercicio es esencial como parte de los hábitos para mantener la salud de tu mascota. Hay muchas formas en las que puedes promover que hagan ejercicio como: jugar con ellos, llevarlos a clases de entrenamiento, pasear por la calle 2 o 3 veces por semana, etc. 

Puede que esto suene como algo exclusivo para los perros pero también puedes llevar a pasear a tu gato o comprarle una torre para que se ejercite durante el día.

8.   Busca ofertas en línea

Tanto para la comida como para los juguetes, el internet está lleno de ofertas con las que puedes reducir los gastos que ya tenías contemplados. También te puedes suscribir a los newsletter de tiendas de mascotas para enterarte de las temporadas de descuento que tienen para distintos artículos.

Sólo ten cuidado con emocionarte y comprar artículos innecesarios que terminen por crearte una deuda en tu tarjeta de crédito. Primero pregúntate si en verdad es necesario ése disfraz de Minion o si al menos lo puedes pagar.

via GIPHY

9.   Recicla tu ropa

Viene el invierno y debemos mantener a nuestras mascotas calientitas y seguras. Sin embargo eso no quiere decir que le tengas que comprar la colección de invierno a Firulais. 

Si tienes algún suéter, sudadera o cobija que ya no uses tanto puedes usarlos para hacerle un suetercito o una cama más calientita a tu mascota sin tener que gastar de más.

10.   Incluye a tu mascota en tu presupuesto

Sin importar cuántas mascotas tengas, la realidad es que tenerlas no es algo gratuito. La mejor forma de asegurarte de mantener el bienestar de tus mascotas y finanzas es programando sus gastos fijos dentro de tu presupuesto.

Lo ideal es que hagas esto mucho antes de que decidas tener una mascota. Piensa si en verdad estás listo para comprometerte con su cuidado y si estás dispuesto a asumir esta responsabilidad durante los próximos 10 o 12 o 15 años de tu vida.

Toma en cuenta que tener una mascota no tiene que ser responsabilidad de uno, sobretodo si tu mascota es parte de tu familia. Abre un espacio para platicar con ellos sobre dividir los gastos o incluirlos en un presupuesto familiar.

Por último…

Con todos estos consejos te podrás dar cuenta que no se trata de ser tacaño con el cuidado de tus mascotas. La prevención y el cuidado constante son la clave para ofrecerles una vida feliz a nuestras mascotas y evitar preocupaciones económicas y de salud. 

Así que baña a tu perro en casa, lleva a tu gato al veterinario y consíguele una rueda a tu hámster. Y, sobre todo, no te olvides de demostrarles siempre lo mucho que los quieres.

Te amamos Chuche <3