La gran mayoría de los consejos financieros que nos encontramos en línea tienden a tener una gran falla. No contemplan que cada persona es diferente a la hora de manejar y administrar su dinero. Lo bueno es que Ken Honda, autor y conferencista enfocado al bienestar del dinero, pudo detectar que hay 7 personalidades del dinero.

En sus 10 años de investigación de la psicología tras el dinero, descubrió que todos somos alguna combinación de estas. Al identificarnos, podremos saber como podemos mejorar nuestras finanzas personales.

Por lo pronto, ¡comencemos a conocer cuáles son nuestras personalidades!

1. Ahorrador Compulsivo

Señales de que podrías ser de esos que tiene todo su dinero bajo el colchón:

  • Guardas dinero como si te obligaran a gastarlo si no lo escondes.
  • La realidad es que no tienes un objetivo final real en mente.
  • Crees que ahorrar dinero es la única forma de sentirte más seguro en la vida.
  • Eres muy frugal. Tus amigos de seguro te preguntan por las opciones de comida cercanas que son baratas “pa’ ahorrarle.” Estás armado hasta los dientes con los mejores sitios web para comprar vuelos baratos y productos en descuento.

Debilidades: algunos ahorradores compulsivos tienen tanto miedo de perder dinero que pasan toda su vida sin gastar nada en lo que tanto trabajaron para ahorrar. Quizá omitan pasatiempos o actividades que podrían brindarles felicidad y propósito con tal de tener dinerito extra.

Nuestro Consejo: como una dieta balanceada es clave para buena salud, también lo es el ahorro balanceado. Date un lujo de vez en cuando, y si no es lo tuyo, ¿has pensado en invertir? No dejes que la inflación se coma tu dinero. Invierte en plataformas como en una casa de bolsa personal GBM o hasta en Cetes. Con tus ganancias vences la inflación y hasta las puedes usar para gastos adicionales. Recuerda que existen gastos buenos.


2. Gastador Compulsivo

Señales de que podrías justo el otro lado de la moneda, un gastador compulsivo:

  • Sueles gastar dinero en cosas que bien sabes que no necesitas.
  • Tienes una personalidad extrovertida y te encanta consentir a las personas con algo especial, a veces sin ninguna razón en particular.
  • Cuando estás en angustia emocional, tu solución es gastar para sentirte un poquito mejor.

Debilidades: Aunque tengan grandes cantidades de deudas, los Gastadores Compulsivos continuarán haciendo compras. Incluso pueden intentar ocultar grandes compras a amigos y familiares. En casos extremos, pueden correr el riesgo de quebrar si gastan constantemente más de lo que ganan. ¡La tarjeta de crédito es un peligro aquí!

Nuestro Consejo: Crea un plan con un presupuesto al inicio del mes. Recuerda que comprar un nuevo celular cada vez que salga el nuevo modelo no es bueno. Es mejor que vayas ahorrando para tu futuro, ya sea en un fondo de ahorro para tu retiro o quizá en algo más riesgoso como en criptomonedas.


3. Generador de Dinero Compulsivo

Señales de que podrías ser un siempre-hambriento, generador de dinero compulsivo:

  • Crees que ganar más dinero es el secreto de la felicidad.
  • Gastas la mayor parte de tu energía en tratar de ganar la mayor cantidad de dinero posible.
  • Obtienes el placer de la aprobación y el reconocimiento de otras personas por tu éxito financiero.

Debilidades: si bien estos están en la via rápida para lograr la libertad financiera, pueden ingresar a un territorio peligroso. Especialmente si comienzan a descuidar relaciones importantes para priorizar el crecimiento de su cuenta de banco.

Nuestro Consejo: reconoce que la vida es más que dinero. Pasar el tiempo con familia y seres queridos es algo que el dinero nunca podrá comprarte. Y si tienes todas las riquezas del Rey Midas, dale un propósito ayudando a otros. ¡Sentirás un propósito personal muy grande y gratificante!


4. Indiferente al Dinero

Señales de que a ti, la verdad, te da igual el dinero:

  • Rara vez piensas en dinero y el solamente pensar en crear un presupuesto te da una flojera máxima.
  • En casos extremos, crees que el dinero es malo por naturaleza.
  • Crees firmemente que el dinero no debería influir en las decisiones importantes de la vida.

Debilidades: muchas personas que son indiferentes al dinero sienten que solo necesitan una cantidad modesta de dinero para ser felices. Esta es una mentalidad saludable y hasta realista. Pero las cosas pueden ponerse feas si no son responsables con sus finanzas personales.

Nuestro Consejo: Si no tienes ahorros y dependes de alguien económicamente, ten cuidado de que desaparezca ese alguien. Te verás obligado a que te importe el dinero. Aunque te sientas cómodo financieramente, asegúrate de saber como va tu dinero, cuáles son tus gastos mensuales y cuál es tu nivel de deuda. Hacer todas estas cosas puede ahorrarte el estrés de tener que pensar en dinero a futuro.


5. Derrochador de Ahorros

Señales de que podrías ser un ahorrador derrochador:

  • Compartes rasgos comunes entre ahorradores y gastadores.
  • Comienzas ahorrando mucho dinero, pero luego cedes a impulsos de gasto de la nada. Ni se diga cuando se te van las copas.
  • Cuando usas tus ahorros, puedes gastar en cosas que no necesitas o que rara vez usarás. Pero ey, las risas no faltaron.

Debilidades: es emocionalmente agotador cuando constantemente cambias entre el ahorro compulsivo y el derroche compulsivo. Los ahorradores-gastadores a menudo terminan decepcionados de sí mismos cuando gastan lo que han ahorrado en meses en tan solo unos minutos.

Nuestro Consejo: al igual que los derrochadores compulsivos, los derrocha-ahorradores rara vez piensan en lo que están gastando cuando deciden derrochar. Antes de realizar una gran compra, imagina cómo te sentirías la semana siguiente o las dos siguientes. Quizá hasta pudieras tener dos cuentas de débito y solo una cuenta de crédito con un tope bajo de saldo. Una cuenta de débito la guardas, y la otra la sacas a pasear.


6. Apostador

Señales de que podrías ser todo un corredor de apuestas:

  • Compartes rasgos comunes entre Generadores de Dinero Compulsivos y Derrochadores.
  • La emoción del riesgo y la promesa de la incierta recompensa es un placer en el que te pierdes rápidamente.
  • A veces te juegas el dinero con el propósito de escapar del aburrimiento.

Debilidades: no es inusual que los apostadores se encuentren constantemente con ganancias sabrosas o pérdidas graaandes. El riesgo más obvio es cuando el juego se sale de control y piden prestado contra el dinero de su retiro o el fondo universitario de sus hijos para compensar sus pérdidas. Hasta apuestan al hijo en una de esas.

Nuestro Consejo: limita la cantidad de dinero que pones en la línea. No te estamos diciendo que no tomes riesgos, pero quizá debas de hacer más investigación antes de tomarlos. Ten visibilidad de tus decisiones y mantén un registro de tus actividades. Solo así verás si tus riesgos están dando frutos.


7. Preocupado

Además de ver tus uñas mordidas, otras señales que puedes ser todo un Preocupado:

  • No importa cuánto dinero tenga; estás constantemente preocupado de perderlo en cualquier momento.
  • Sientes que te faltan habilidades para lograr la libertad financiera.
  • Te obsesionas con el peor de los casos de lo que sucederá si te quedas sin dinero. Ni hablemos de pesadillas.

Debilidades: es inteligente estar al tanto de lo que podría suceder si no se prepara uno para su futuro. Pero dejar que la preocupación y la ansiedad consuman la felicidad de hoy nunca es algo bueno.

Nuestro Consejo: busca que tus conversaciones sobre el dinero giren alrededor de la positividad. Intenta comprender de dónde provienen tus preocupaciones financieras. Quizá hasta te pudiera ayudar hablar con un asesor financiero.

Esperamos que ahora que conoces tu tipo de personalidad, puedas saber en que debes de trabajar para convertirte en un maestro de las finanzas personales.

Si consideras que te identificaste con los derrochadores, gastadores compulsivos o apostadores y de repente terminaste con deuda de tarjeta de crédito, te invitamos a que nos conozcas en www.digitt.com.

En Digitt refinanciamos deuda de tarjeta de crédito para los buenos pagadores en México. Si terminaste con una deuda y quieres dejarle de pagar altos intereses al banco para poder eliminar tu deuda pronto, visítanos.