A pesar de que la situación financiera en general no es del todo segura, sin duda habrá quien quiera aprovechar estas rebajas del Hot Sale 2020.

Así que asegúrate de que durante estos días de ofertas y promociones estés preparado para comprar de forma inteligente, sin desequilibrar tu bienestar financiero ni terminar con una deuda de tarjeta de crédito.

3 pasos básicos antes de comprar en el Hot Sale:

#1 Haz una lista de lo que realmente necesitas comprar.

Comienza por escribir las cosas que realmente necesitas comprar. Anótalas, analízalas y ordénalas por prioridad.

Antes de darle poder absoluto a esta lista, vale la pena que te cuestiones si en verdad es una necesidad o es meramente un gusto. Tómate un momento para hacerte estas preguntas:

  • ¿Puedo seguir tranquilamente con mi vida si no gasto en éste artículo o servicio?
  • ¿Le podría dar un mejor uso a mi dinero?
  • ¿Este es un gasto urgente o puedo mejor ahorrar y pagarlo más adelante?
  • ¿Esto en verdad estaba en mis planes?

También se vale anotar artículos que en realidad no necesitas, sino que más bien son gustos que te podrías dar en caso de encontrar una buena oferta. En estos casos no te olvides de tomar en cuenta los costos de oportunidad y asegurarte que no afecten tu presupuesto.

#2 Compara los precios

Antes de entrar de lleno al Hot Sale, debes buscar y anotar el precio vigente de cada uno de los artículos que enlistaste. De esta forma evitarás las falsas ofertas que funcionan sólo como ganchos para hacerte comprar.

Es esencial que te asegures de que estos descuentos sean reales y que verdaderamente estés obteniendo mejores condiciones que si compraras en cualquier otra fecha.

Lo bueno es que no es necesario que estés yendo tienda por tienda a que con una buena conexión a internet y nuestro amigo Google te puedes enterar de muchos de los precios en el mercado.

#3 Pide permiso a tu presupuesto

Ya que tienes clara tu lista de prioridades y el valor real de cada una de ellas, es momento de hacer una consulta con tu presupuesto y definir qué tanto puedes destinar al Hot Sale sin afectar tu economía.

Esto quiere decir que por ningún motivo puedes poner en peligro tus gastos fijos ni tu fondo de emergencia (a menos que se trate de una compra de emergencia). La mejor forma de consultar tu presupuesto es planeando tus gastos no sólo para este mes sino a futuro.

Tal como lo mencionamos al inicio, hay que tomar en cuenta la situación general por la que estamos pasando. Si crees que tu estabilidad financiera está en peligro o si ya estás atravaesando por un mal momento, entonces puede que al ver tu presupuesto de los próximos 3 o 6 meses ya no tenga sentido comprar ciertas cosas, aún si están en descuento.

¡Cuidado con caer en deudas!

Procura apegarte a estos pasos lo más posible. Esto te permitirá evitar las compras impulsivas y, sobre todo, los famosos tarjetazos.

Una compra que no tenías prevista combinada con las altas tasas de interés de las tarjetas podría dejarte con una deuda de tarjeta de crédito que no hará mas que bloquear tu camino hacia el bienestar financiero.

¿Te sirvió este artículo? No olvides seguirnos en redes para enterarte de todos nuestros tips y artículos nuevos.

//www.instagram.com/p/CAgCCRdHw6a/