¡Hola! Un tema recurrente en las finanzas son los créditos. Muchos usuarios nos hemos realizado preguntas como ¿Qué son? ¿Cómo funcionan? ¿Existen varios tipos? Y la verdad es que hay mucho que discutir sobre estos. Sin embargo, hay un término que es importante entender para aprovechar mejor este recurso. Nos referimos al crédito revolvente

¿Qué es el crédito revolvente?

Un crédito revolvente es una cantidad de dinero que la institución financiera pone a disponibilidad de un usuario. Esto también se conoce como línea de crédito.

La característica más importante es que el crédito se renueva mes con mes. Es decir, una vez que se paga el saldo del crédito, la cantidad ocupada se libera y vuelve a estar disponible.

El ejemplo más común de un crédito revolvente es justamente una tarjeta de crédito. Vamos a suponer que un banco te otorga una tarjeta de crédito con una línea de crédito de 10,000 MXN. Durante el primer mes gastas 1,000 MXN por lo que restan 9,000 MXN. Al pagar los 1,000 MXN utilizados, estos volverán a estar disponibles en la línea de crédito. Así volverás a tener 10,000 MXN disponibles para uso.

Diferencias entre un crédito revolvente y un crédito fijo

Si aún te quedan dudas sobre cómo funciona este tipo de crédito, te explicamos las diferencias que tiene con respecto a un crédito fijo. Las principales diferencias son las siguientes:

  • Periodicidad
  • Cobro de intereses

Periodicidad

Un crédito fijo tiene una fecha de validez estipulada en el contrato. Generalmente este crédito se gestiona como un crédito rápido o a plazos. Por ejemplo, un banco que otorga un crédito hipotecario de dos millones de pesos a un plazo de 10 años. Esto quiere decir que el crédito tiene que pagarse de manera mensual durante el periodo de vigencia.

Un crédito revolvente no tiene fecha de caducidad estipulada en el contrato. Este crédito se renueva mes con mes al momento de realizar los pagos correspondientes. Por ejemplo, una tarjeta de crédito bancaria con una línea de crédito de 100,000 MXN. Siempre y cuando paguemos en tiempo la cantidad utilizada, esta se renueva.

Tarjeta de crédito revolvente

Cobro de intereses

Otra diferencia fundamental entre el crédito fijo y el crédito revolvente es la manera en la que se cobran los intereses. Un crédito fijo tiene estipulada una tasa de interés mensual que se cobra por “prestar” la cantidad otorgada. Las tasas de interés van generalmente desde el 3% hasta el 40%. En determinados casos la tasa de interés puede ser mayor o menor.

Por otro lado, un crédito revolvente no realiza un cobro inicial de intereses. Es decir, la línea de crédito está libre de intereses a reserva de; retiro de efectivo y/o atraso en el pago.

La tasa de interés por disponer de efectivo es “baja”. La realidad es que el cobro es muy alto en comparación al monto que estás disponiendo. Sin embargo, atrasarse en los pagos de tarjeta sí provoca cobros altísimos de intereses. 

Beneficios de un crédito revolvente

Compras a meses sin intereses

Uno de los beneficios más importantes de una cuenta revolvente es tener acceso a compras a meses sin intereses. Tener una línea de crédito te permitirá pasar la tarjeta por la cantidad total del producto a comprar y diferir el pago en la cantidad de meses disponibles. Generalmente los comercios y bancos ofrecen 3, 6, 9, 12, 15 y 18 meses sin intereses.

Para hacer uso de este beneficio necesitas corroborar que el comercio o banco tiene esta promoción. En algunos casos solo habrá 3 o 6 meses, en otros hasta 18. También es necesario que tengas la cantidad total del valor del producto disponible en tu tarjeta de crédito. De esa manera se hará el cobro y dicha cantidad se liberará conforme se hagan los pagos correspondientes.

¡Ojo! Recuerda que las compras a meses sin intereses, aunque nomás te cobren una parte cada mes, el monto total a pagar es el que se te reducirá de tu línea de crédito.

Para saber si entendiste, hagamos el siguiente ejercicio:
Tu tarjeta de crédito tiene una línea de crédito de 5,000 MXN. Ves un audífonos que te gustan mucho por 3,000 MXN y los compras a 6 meses sin intereses. ¿Cuánto tienes disponible en tu línea de crédito el siguiente mes considerando que ya pagues tu primera mensualidad?

a) 2,000 MXN
b) 5,000 MXN
c) 2,500 MXN
d) 3,500 MNX

¡La respuesta correcta es c! Esto porque:

  • Aunque pagues mensualidades, ya gastaste 3,000 MXN de los 5,000 MXN. Entonces solo te quedan 2,000 MXN libres para usar
  • Tu compra de 3,000 MXN se divide en 6 meses. Es decir, 500 MXN por mensualidad. Realizaste el primer pago por 500 MXN por lo que ahora se te liberan 500 MXN.
infográfico crédito revolvente simple

Disponibilidad de dinero

Contar con disponibilidad para salir de emergencias, gastos imprevistos o simplemente financiar artículos o servicios es un gran beneficio. Contar con un crédito revolvente te permite gozar de 40 días libres, a partir del día de corte, antes de pagar la cantidad utilizada. Esta es una de las principales razones por las cuales los usuarios solicitan este tipo de crédito.

Por ejemplo, supongamos que tienes una emergencia de salud y entre consultas, estudios y medicinas tendrás que gastar 5,000 MXN. Para muchos, gastar esos 5,000 MXN de un día para otro puede resultar problemático. En cambio, con un crédito revolvente, puedes pagarlos y cubrir esa cantidad más adelante en la fecha límite de pago de tu tarjeta.

Consejos para utilizar un crédito revolvente

Paga a tiempo

Es de vital importancia que siempre pagues a tiempo. La institución financiera que te otorga el  crédito revolvente te recompensará por esto. Si mantenemos nuestros pagos en orden y los realizamos antes de nuestra fecha límite, la institución financiera identificará un buen comportamiento financiero. Esto se puede traducir en un incremento de la línea de crédito.

Pagar a tiempo también nos va a mantener alejados de los intereses que se generan por pasarnos de la fecha límite. Recuerda que, en un crédito revolvente, los intereses por atraso de pago son muy altos. Lo mejor es evitar este problema.

Paga la cantidad correcta

Otro consejo que te podemos dar es que te fijes siempre en pagar la cantidad correcta. Cuando tienes una tarjeta de crédito con un saldo revolvente verás que hay diversos tipos de pago. Entre ellos están:

Es súper importante que siempre cubras el pago para no generar intereses o de preferencia, la deuda total de tu saldo revolvente. No te dejes llevar por el pago mínimo, esto solo mantendrá vivo tu crédito pero generará múltiples intereses. A largo plazo puede causarte muchos problemas.

Cuidado con perder el control

Muchas veces creemos que un crédito revolvente equivale a tener más dinero. No podemos estar más equivocados si pensamos así. Un crédito revolvente es una facilidad que te otorga una institución financiera que siempre debes de cubrir. De lo contrario, en pocos meses podrás encontrarte con una deuda que supera tus ingresos.

Si ya te pasó esto y no sabes cómo salir de esta deuda no te preocupes. Existen maneras de resolver este problema. Por ejemplo, nosotros en Digitt podemos refinanciar tu deuda. ¿De qué manera? Muy sencillo, pagamos tu deuda y diferimos esa cantidad a meses con un interés menor que el que te cobra el banco por el atraso de tu deuda.

Si te interesa saber más sobre cómo trabajamos y cómo es que puedes salir de tus problemas financieros consulta toda la información en nuestra página web. No lo dudes, es mejor atender el problema que dejar que te sobrepase.

Con esto llegamos al final de nuestro artículo. Esperamos que esta información te ayude a entender y utilizar tu crédito revolvente de la mejor manera. No olvides seguirnos en nuestras redes sociales. ¡Nos vemos en la próxima!